DESCUBRIR
×

Cómo sobrevivir trabajando en un restaurante

Actualizado 21 noviembre, 2016

Trabajar en un restaurante puede ser uno de los empleos más estresantes que puedas tener y el pago no siempre refleja la cantidad de esfuerzo que el empleo requiere. Sin embargo, hay ciertas estrategias que puedes seguir para ayudarte a sobrevivir trabajando en un restaurante. Con la motivación adecuada, una buena dosis de paciencia y una ética de trabajo duro, podrás sacar lo mejor de trabajar en un restaurante, logrando tus objetivos económicos y personales sin dejar que el estrés del trabajo te abrume.

Instrucciones

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images
  1. Dirígete a todos los clientes con amabilidad y energía positiva. Por ejemplo, cuando entren al restaurante, dales la bienvenida al sonreírles y apréndete sus nombres. Esto incrementará tus propinas y hará que los clientes te aprecien más.

  2. Mantén una apariencia limpia, lo cual te ayudará a lucir profesional. Cuando sirves o cocinas alimentos, es fácil que salpiques en tu ropa, pero asegúrate de limpiarla bien. Revisa eso para asegurarte que, antes de acercarte a una mesa o cliente, estés limpio. Nadie quiere que alguien que luce sucio le sirva comida.

  3. Comunícate con los otros trabajadores para asegurarte de que estás trabajando en el restaurante de una manera fluida y eficiente. Esto es especialmente importante para los cocineros, que tienen que cooperar con otros cocineros para mandar rápidamente los platos al mismo tiempo.

  4. Ten paciencia con los clientes necesitados o insatisfechos. Algunos clientes se pueden quejar acerca de la comida o del servicio, pero siempre tienes que escucharlos de una manera calmada. Al escuchar sus necesidades y tratar de mejorar su experiencia en el restaurante, podrás algunas veces obtener una buena propina.

  5. Prioriza tareas cuando las cosas se vuelvan estresantes. Como mesero, tendrás varias tareas, y podrás hacer esto al considerar quién llegó primero, qué órdenes tomarán más tiempo de hacerse y quién tiene prisa. Como cocinero, puedes considerar qué comidas duran más en cocinarse y qué comidas tienen que enviarse primero. Por ejemplo, puedes hacer todos los aperitivos para las mesas antes de empezar con las entradas, lo cual ayudará a satisfacer a las personas temporalmente hasta que sus platos principales estén listos.

Consejos

  • Ten en cuanta que trabajar en un restaurante al comienzo puede ser muy estresante y abrumador. Después de trabajar por unos cuantos turnos, empezarás a ser capaz de manipular el trabajo pesado de una manera más eficiente.
  • Piensa constantemente acerca de lo que puedes hacer para mejorar tu trabajo, lo cual eventualmente terminará en obtener mejores propinas u obtener un ascenso.