Tareas prácticas de la casa para los niños

Escrito por jo burns | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tareas prácticas de la casa para los niños
Tus hijos pueden ayudarte a recolectar la ropa sucia, doblarla y guardarla. (time to wash image by Renata Osinska from Fotolia.com)

Enseñarles a los niños a hacer las tareas de la casa es una de las mejores maneras de inculcarles el sentido del orgullo y del logro; pero esto no significa que siempre cumplirán con sus tareas felizmente. Sin embargo, asignarles tareas prácticas apropiadas para su edad te ayudará a ti y a tu hijo a desarrollar un método y horario consistente para completar las tareas con la menor cantidad de alboroto y confusión.

Otras personas están leyendo

Tareas para preescolares

Incluso un niño joven puede ayudar con las tareas de la casa. Haz que tus hijos ayuden al empezar a asignarles tareas muy simples.

No esperes que un niño tenga habilidades organizativas necesarias para colocar los juguetes impecablemente en una estantería, pero cerca de los 18 meses la mayoría de niños pueden comprender el concepto de poner sus juguetes en una canasta o en una caja.

Haz que tus hijos pequeños ayuden con la ropa al pedirles que recojan la ropa sucia del piso y la coloquen en el canasto de la lavandería.

Los preescolares más grandes pueden ayudarte a dividir la ropa por color y ayudar a cambiar las cargas de ropa de la lavadora a la secadora. A esta edad también pueden ayudar a poner la mesa al colocar las servilletas, los cubiertos, los cuchillos sin filo, y a retirar cualquier pieza irrompible de vajilla de la mesa cuando acabe la comida.

Muchos niños también empiezan a aprender a temprana edad a hacer su cama.

De 5 a 12 años de edad

La mejora de la destreza manual y el crecimiento intelectual abre muchas más posibilidades para asignarles tareas prácticas a los niños de 5 a 12 años de edad.

Los más pequeños pueden empezar a ayudar con la limpieza de la casa, con tareas como barrer el piso o desempolvar las encimeras que puedan alcanzar. Por supuesto la seguridad se mantiene como primera consideración cuando se le enseña a un niño la responsabilidad a través de las tareas de la casa. Nunca asignes tareas que requieran que muevan objetos que puedan romperse, hacer un esfuerzo para alcanzar cosas o el uso de aparatos eléctricos.

Doblar y guardar su propia ropa también es una tarea práctica para este grupo de edad.

Los niños pequeños o jóvenes que no pueden cargar y llevar bolsas grandes y llenas de basura a la calle, pueden ayudar a recolectar la basura alrededor de la casa y llevarla a un basurero central el día que recogen la basura.

Los niños de esta edad pueden tomar más responsabilidades con la preparación de la comida y la limpieza. Los niños más jóvenes pueden ayudar a lavar las frutas y los vegetales y colocar y limpiar la mesa, mientras que los adolescentes pueden guardar los comestibles y aprender a lavar platos.

Los niños más grandes pueden ser responsables de limpiar sus propios cuartos, aspirar, sacar la basura o hacer tareas simples en el patio como rastrillar y la limpieza de las mascotas.

Adolescentes

Los adultos jóvenes en tu casa están listos para nuevas responsabilidades. Enséñales a manejar la lavadora y la secadora, así pueden lavar su propia ropa o a manejar el lavaplatos y guardar los platos limpios. Enséñales como limpiar un baño y asígnales la tarea de limpiar el baño que utilizan frecuentemente.

Los adolescentes jóvenes pueden sacar el bote de basura a la calle, separar lo reciclado y a llenar el receptáculo de residuos si es proveído uno por tu sistema de manejo de desperdicios.

Cocinar es una de las tareas más prácticas que un adolescente puede aprender. Haz que tu hijo planee y prepare una comida a la semana para la familia. Esto puede tomar algo de supervisión al principio, pero con un poco de práctica tu hijo adolescente será capaz de crear unas recetas básicas sin tu ayuda.

Construye las habilidades que tu hijo adolescente ha aprendido desde su infancia. Juntar la ropa sucia, dividir la ropa, doblar y lavar su propia ropa es una progresión sensible que ayudará a tu hijo a crecer en un adulto seguro de sí mismo y autosuficiente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles