Técnicas para cortar el tomate en cubos

Escrito por geoffrey st. marie | Traducido por juan ignacio ceviño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas para cortar el tomate en cubos
Cortar en cubos es fácil si las rebanadas del tomate están apiladas o agrupadas una al lado de la otra. (Doug Menuez/Photodisc/Getty Images)

Los tomates constituyen un ingrediente fundamental para muchas recetas y tipos de cocina en general. La primera preocupación cuando cortamos el tomate en cubos es decidir el grosor (pequeño o grande) que quieres o deseas. Busca un área de trabajo limpia, despejada y deja que el cuchillo haga el trabajo. El tomate puede magullarse o ser aplastado fácilmente con fuerza mínima. Por último, siempre céntrate en la seguridad del cuchillo para ti y los que comparten tu cocina.

Otras personas están leyendo

Preparación

El mayor favor que puedes hacerte cuando estés cortando el tomate en cubos (o cualquier cosa para esa materia) es asegurarte de que estás utilizando el cuchillo adecuado. Un cuchillo de cocina grande hará el truco. Sin embargo, es posible que un cuchillo más grande saque la carne del tomate mejor aumentando su control sobre el corte. Por último, asegúrate de que el cuchillo que has seleccionado sea fuerte. Recuerda que un cuchillo sin filo es siempre más peligroso que uno filoso, especialmente con los artículos a veces resbaladizos como el tomate.

Conceptos básicos

Toma el tomate y córtalo a la mitad de su altura. Abre el tomate y observa el núcleo blanco ahora diseccionado en la parte superior. Elimina esto antes de cortar si tiene un descorazonador de tomate. Si el cuchillo de chef es demasiado grande para esta parte, coge un cuchillo de cocina más pequeño para que sea más cómodo. Ahora coloca las dos mitades sobre una superficie de corte con el lado plano hacia abajo. Corta el tomate en rodajas, pero sostenlos juntos en una masa sólida. Se siempre consciente de la cuchilla y de la posición de tus manos. Ahora gira el grupo de segmentos de modo que el corte anterior quede de forma horizontal a la línea de visión. No los cortes en cubos en la otra dirección.

Alternativa

Si tienes dificultad para cortar el tomate en cubos con las rebanadas una al lado de la otra, hay otra manera de hacerlo. Puedes formar las rodajas en pequeños montones y cortarlos de esa manera. Debes tener en cuenta que la pila debe tener una altura manejable para el agarre. Además, cuanto mayor sea la pila, podrás aplastarla o triturar el tomate mientras presionas hacia abajo, incluso si el cuchillo está afilado.

Consideraciones

Si tu receta lo requiere, puedes quitar las semillas del tomate una vez que lo hayas cortado por la mitad. Puedes utilizar un descorazonador de tomate, una cuchara pequeña o incluso el borde de la navaja si es seguro. Otra técnica es apretar ligeramente la mitad del tomate, aunque esto puede ser exagerado fácilmente y puedes terminar triturando el fruto. Remover las semillas es una buena opción para productos como salsas, pero no tanto para las sopas o salsas de tomate. Los tomates firmes son una gran opción para cortar en cubitos, aunque cualquier tomate que no esté demasiado maduro puede ser una excelente opción también. Un tomate demasiado maduro no podrá cortarse en cubos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles