Técnicas de injerto para plantas

Escrito por ma wen jie | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas de injerto para plantas
Los diferentes tipos de injertos son mejores para los diferentes tamaños de raíz. (greffes de plantes image by Jean-Michel POUGET from Fotolia.com)

Las diferentes técnicas de injerto apoyan la unión de descendientes o ramas jóvenes de los árboles y de reservas de raíz. Aunque el injerto debe hacerse en la primavera antes de que los brotes hayan comenzado a florecer (por lo general en abril o mayo) a menudo se puede hacer a la hora en que los brotes se abren. Sin embargo, un tipo de injerto, llamado injerto de yema, por lo general es mejor hacerlo a mediados de verano. En ese momento, la corteza es más flexible por lo que el brote se puede deslizar más fácilmente por debajo.

Otras personas están leyendo

Injerto de látigo

Un injerto de látigo, a veces llamado un injerto de lengua, se usa para injertos de vástagos a raíces jóvenes. El vástago y la raíz tienen que ser del mismo tamaño. Para un injerto de látigo, haz un corte diagonal de 1 a 1,5 pulgadas (25 a 38 mm) tanto en el injerto como en la raíz. A continuación, haz un corte recto en el centro de cada uno de los cortes diagonales para que las lenguas se apareen. Cubre el injerto con compuesto de injerto y envuelve el injerto con cinta hasta que sane.

Injerto de hendidura

Los injertos de hendidura se realizan en troncos más viejos y en raíces ya establecidas. En un injerto de hendidura, el tronco o raíz se divide. Se realizan dos cortes diagonales de 1 a 1,5 pulgadas (25 a 38 mm) en la parte inferior de cada esqueje para formar unas puntas afiladas. Ese punto se desliza hacia el lado del tronco o raíz. Con un injerto de hendidura, dos vástagos pueden ser injertados en una sola raíz.

Injertos de corteza

Los injertos de corteza también se realizan en troncos o raíces ya consolidadas. Para un injerto de corteza, haz un corte diagonal en la parte inferior de la púa que será injertada de 1 a 1,5 pulgadas (25 a 38 mm) hasta la raíz. Corta una tapa para cada punta de la corteza del rizoma. Desliza el vástago en la solapa con la madera expuesta de la punta hacia el centro de la raíz. Tapa y sella los injertos con compuesto para injerto.

Injerto lateral

Un injerto lateral es adecuado para las raíces que son demasiado grandes para un injerto de látigo, pero no lo suficientemente anchas para un injerto de hendidura. Con un injerto lateral, haz cortes diagonales de 1 a 1,5 pulgadas (25 a 38 mm) para crear unas puntas afiladas en la parte inferior de la incisión. Haz un corte igualmente profundo en diagonal a tres cuartos o a mitad de camino de la raíz e inserta la punta en el lado del corte. Retira el crecimiento por encima del injerto y sella el injerto con cera o compuesto para injerto.

Injerto de brote

El injerto de brote es una tecnología que consiste en cortar un brote de un árbol con el objetivo de dejarlo conectado a un trozo de madera y corteza. Una aleta en forma de T en la corteza del árbol permite a la astilla de la madera y al brote encajar en el nuevo árbol. Protege la yema injertada con compuesto para injerto y cinta hasta que el brote comience a crecer.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles