Técnicas policiales para perseguir vehículos en fuga

Escrito por will milner | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas policiales para perseguir vehículos en fuga
Perseguir un vehículo en fuga es un aspecto peligroso del trabajo de un policía. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Perseguir un vehículo en fuga es uno de los aspectos más peligrosos del trabajo de un oficial de policía. Las altas velocidades y el comportamiento irresponsable de un sospechosos pueden llevar a lesiones y la muerte del sospechoso, del oficial o de cualquier civil que desafortunadamente se vea involucrado en la persecución. Como resultado, la policía ha desarrollado varias técnicas para controlar un vehículo en fuga y hacer que se detenga de forma controlada.

Otras personas están leyendo

Persecución

El aspecto más estándar de todas las técnicas involucradas en lidiar con un vehículo en fuga es la persecución. Simplemente manteniendo el ritmo del vehículo, el policía puede rastrear al sospechoso hasta que la falta de combustible o un camino sin salida lo fuerce a abandonar el vehículo para huir o rendirse. Existen varios grados de persecución que la policía emplea: el rastreo simple, la persecución desalineada, en la cual el coche de la policía está ligeramente a la izquierda o a la derecha de la línea del vehículo en fuga, o la persecución de intervalo reducido, en la cual el coche policía sigue muy de cerca al sospechoso. La persecución desalineada hace que las sirenas del coche sean más visibles para el tráfico y se puede usar para forzar a que el vehículo en fuga deba doblar hacia un lado o el otro en una intersección, mientras que la persecución de intervalo reducido permite que el oficial ejerza presión sobre el vehículo del sospechoso.

Alfombras de clavos

Los dispositivos de desinflado controlado, a veces conocidos como alfombras de clavos, son dispositivos extensibles que sostienen puntas de poca profundidad, que al desplegarse, se adhieren a los neumáticos de un coche, y causan que se desinflen y que se inmovilice gradualmente el vehículo. Sin embargo, muchos policías están re-evaluando el uso de estos dispositivos debido a los peligros involucrados en su uso. También están en desarrollo dispositivos remotamente activados o montados sobre el vehículo.

Bloqueo de los caminos

La policía a menudo intenta detener al sospechoso conduciendo en su camino con uno o más vehículos y desacelerando lentamente. Si solo un coche está bloqueando la ruta del sospechoso, puede que él intente pasar por otro carril. Como alternativa, uno de los coches puede bloquear el camino del sospechoso mientras que otros conducen a los lados del vehículo, y evitar así que pueda sortear el coche que bloquea el camino. Esto se conoce como bloqueo o canalización.

Técnicas de contacto

Las técnicas de contacto pueden ir desde leves y controladas a fuertes y sin control. Las técnicas más leves requieren encerrar al sospechoso hacia fuera de la carretera o contra una barrera o muro para disminuir su velocidad de escape, mientras que las técnicas más fuertes pueden involucrar que se colisione con el sospechoso para causar su detención inmediata. Los oficiales también están entrenados en la maniobra PIT, un acrónimo en inglés que puede significar varias cosas, todas ellas variantes de "Técnica de Inmovilización de Precisión". Esta maniobra involucra aproximar una esquina frontal del coche policía suavemente sobre la esquina posterior del coche en fuga. Una vez que se hizo contacto, el oficial empuja firmemente el vehículo en escape. Una vez que el coche comienza a deslizarse, el oficial frena manteniendo el carril.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles