Telas de los vestidos de las mujeres de la nobleza en el Renacimiento

Escrito por elise o'neill | Traducido por javier enrique rojahelis busto
Telas de los vestidos de las mujeres de la nobleza en el Renacimiento

Las damas de la nobleza en el Renacimiento se vestían con telas que reflejaban su rango.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El Renacimiento o el período del "renacer" en Europa se inició en el siglo 14 con el redescubrimiento de antiguos textos clásicos griegos y romanos. El término Renacimiento indica el movimiento cultural que volvió a examinar los paradigmas religiosos de la Edad Media y allanó el camino para los genios artísticos como Leonardo Da Vinci en Italia y William Shakespeare en Inglaterra. Ciertas restricciones establecidas en la Edad Media, aproximadamente clasificado por los historiadores de 900 a 1300 después de Cristo, continuaron en el Renacimiento, a pesar de que la mejora del transporte introdujo gradualmente nuevos tejidos para las damas nobles del Renacimiento.

Otras personas están leyendo

Las leyes suntuarias

La distinción de clase fue de suma importancia durante la Edad Media y el Renacimiento. La designación de telas y colores para clases determinadas ayudaron a identificar a los miembros de la clase noble. Las leyes se llamaron leyes suntuarias, o leyes sobre el gasto. Las leyes suntuarias restringían el vestido de moda para la clase noble. Dentro de la clase noble, había otras leyes que marcaban el rango de una mujer, por ejemplo, sólo la Reina llevaba piel cibelina, que era la piel de una animal llamado marta, y joyas de oro. La mujeres nobles del Renacimiento debían seleccionar sus adornos y telas según el rango de sus padres o hermanos. Hasta cierto punto, las leyes se autocumplían porque la mayoría de las mujeres no podían darse el lujo de comprar telas que eran permitidas para las mujeres por encima de su estatus social.

Seda

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las mujeres nobles con medios y rango llevaban vestidos de seda en ocasiones especiales. La Ruta de la Seda, una antigua ruta comercial entre China e Italia, fue la que proveyó seda durante la Edad Media. Los países europeos comenzaron su propia producción de seda durante el Renacimiento logrando un éxito variado. Inglaterra inició su propia producción de seda a mediados del siglo 15. En 1685 el rey de Francia prohibió la práctica de las religiones protestantes provocando que los tejedores de seda franceses emigraran a Inglaterra y aumentara la producción de seda en ese país. Una mayor disponibilidad de la seda hizo la tela más asequible para las mujeres nobles del Renacimiento.

Lana

La mujeres de la nobleza renacentista utilizaban tejidos de lana en sus vestidos para mantener el calor durante los meses más fríos del año. La lana más fina fue la lana merino que se sacaba de las ovejas merinas españolas, originarias de la región central de España. Durante el siglo 15, la industria de la lana española fue tan rentable que todas las regiones con el tiempo comenzaron el cultivo y la producción de lana de merino para la exportación.

Algodón

El comercio con la India, a partir del Renacimiento, inició el uso de tejidos de algodón en los vestidos de las mujeres nobles. El comercio entre los comerciantes ingleses y los fabricantes indios alentaron especialmente esta tendencia. Las telas de la India eran muy populares por sus diseños coloridos y hermosos. En los siglos 17 y 18, los productores ingleses entregaron imitaciones baratas de algodón de la India, para que el algodón fuera más asequible y menos deseable para la nobleza de rango superior.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media