Teoría del sistema de calefacción de agua caliente forzado

Escrito por chuck ayers | Traducido por juan manuel rodriguez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Teoría del sistema de calefacción de agua caliente forzado
Conoce la teoría detrás de un sistema de calefacción. (security and heating system image by Canakris from Fotolia.com)

Los sistemas de calefacción de agua caliente se construyen alrededor de la premisa de calor radiante. El agua es calentada por una caldera y después circula a través de un edificio por una serie de tuberías que irradian calor. Los radiadores distribuyen el calor. Los tres tipos básicos de sistemas de calefacción de agua caliente son de flujo por gravedad, bombeado y convección de placa base. El flujo por gravedad es el más antiguo de los sistemas, mientras que el de convección de placa base es el más nuevo. El de agua caliente forzado es el sistema más común para las casas.

Otras personas están leyendo

La caldera

Los tres sistemas se basan en una caldera para calentar el agua, que luego se hace circular a través del edificio. Se aplican los mismos principios a los grandes edificios. Por simplicidad se abordarán los sistemas de calefacción. La caldera puede calentar el agua de varias maneras. El método más común es quemar gas o carbón para calentar una bobina de inmersión. Esta, a su vez, calienta el agua.

Qué lo hace funcionar

La bomba es el corazón del sistema. Después de que el agua se calienta en la caldera, hay tres maneras de hacerla circular. Dos son por bomba y otra es por gravedad. En los sistemas de bombeo, la bomba de circulación obliga al agua caliente a circular por una red de tuberías a un flujo constante. En el sistema de bombeo, las tuberías incluyen radiadores. En el sistema de convección de placa base, el principio es el mismo excepto que el calor se suministra de manera diferente. El aire caliente se distribuye con un ventilador y las placas metálicas delgadas direccionales. En algunos sistemas, la caldera apaga a la bomba cuando la casa está lo suficientemente caliente. En otros, la caldera se convierte en la variable; esta se apaga cuando el termostato le dice que el agua está lo suficientemente caliente. El flujo por gravedad trabaja en una forma ligeramente diferente del principio. El agua se calienta, se expande y desplaza al agua más fría en el sistema de tuberías. En otras palabras, se fuerza el agua hacia arriba, que desplaza al agua más fría en las tuberías, que es entonces forzada de nuevo en la caldera para ser calentada.

Pariente cercano

Un control circulador en la bomba, dirigido por un termostato, de forma independiente enciende y apaga la caldera cuando el agua que viene a través de la línea de retorno a la caldera está dentro de un rango preestablecido de calor. Sin embargo, sin la bomba, el agua caliente no va hacia ninguna parte. (El agua caliente se mueve en un sistema de gravedad, pero el sistema es obsoleto y se utiliza raramente debido a su ineficacia.)

Sin demasiada técnica

Hay sistemas en los que se utiliza una bomba de circulación controlada por termostato, en los que el agua se mantiene a una temperatura constante en la caldera por un aquastat, que funciona como un termómetro.

Un último método

Un termostato también puede controlar la temperatura del agua. Es la única cosa en la pared que suele funcionar por un interruptor de mercurio. Puedes girar el dial a la temperatura deseada y cuando el termostato detecte que la temperatura ambiente no está en el ajuste deseado, este entiende a la caldera y la bomba. Este es, por lejos, el método más común de control de un sistema de agua caliente forzado.

Consejos

Se deberían hacer dos cosas por lo menos una vez al año, generalmente al principio de la temporada de calefacción. En primer lugar, utiliza las válvulas de ventilación de aire en los radiadores para eliminar el aire que haya quedado atrapado en los radiadores. Puesto que el aire se eleva a través del agua en el sistema, se acumula en la mayoría de los radiadores de más alto nivel. Esto incluye al tanque de presión de aire que permite la expansión del agua calentada. Abre las salidas de aire que comienzan en el punto más alto en el sistema y yendo hacia abajo. El aire queda atrapado en los radiadores en todo el sistema, no sólo en los radiadores superiores. En segundo lugar, el agua debería drenarse y reemplazarse en todo el sistema, en particular si no tiene filtro. Los minerales se acumulan en las tuberías restringiendo el flujo y disminuyendo la eficiencia de la calefacción.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles