DESCUBRIR
×

Tipos de bancos comerciales

Hay tres tipos de bancos: los de emisión, los especializados y los comerciales. Los comerciales son aquellos cuya actividad se enfoca hacia la captación de depósitos, la prestación de servicios de cobros y pagos, el otorgamiento de créditos y la financiación del comercio nacional e internacional. También realizan actividades como comercio de valores y divisas, tanto por cuenta propia como por encargo de sus clientes. También son conocidos como “bancos de negocios” y son los más comunes.

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Bancos comerciales y de inversión

Los bancos comerciales, en general, son llamados así para distinguirlos de los bancos de inversión. Esta división surgió después de la Gran Depresión de 1930 en Estados Unidos. El Congreso expidió una ley para que los bancos comerciales sólo realizaran actividades de tipo bancario (préstamos, depósitos y servicios con intereses), reservando las operaciones en el mercado de capitales a los bancos de inversión. Con el tiempo, y en la mayoría de los países, un banco ya puede realizar ambas actividades.

Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images

Clasificación de acuerdo a la propiedad

Los bancos se han clasificado de acuerdo al agente que detenta su propiedad. Desde esta perspectiva se distinguen tres tipos de bancos: públicos, privados y mixtos. Los bancos públicos son aquellos en los que el capital es aportado por el Estado. En los bancos privados el capital es propiedad de accionistas particulares. Los bancos mixtos cuentan con capital aportado tanto por el Estado como por agentes privados. Los bancos comerciales forman parte de la banca privada.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Clasificación según el objeto

Hay ocho categorías. El banco central, que emite moneda y fija la política monetaria. Bancos de inversión, negocian con productos de inversión. Banca corporativa, la que dirige sus negocios hacia clientes empresariales. Bancos de consumo, orientan su acción a clientes personales o personas naturales. Cajas de ahorro, que dedican un importante esfuerzo a la actividad social. Bancos hipotecarios, que trabajan sobre garantías hipotecarias. Bancos de tesorería, que dan soporte a las operaciones entre empresas. Y finalmente, los bancos comerciales.

Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

División de la banca comercial

Los bancos comerciales pueden clasificarse según la cobertura geográfica en: bancos nacionales, cuando tienen presencia en todo el territorio de un país, regionales, si su actividad se limita a un área geográfica en particular e internacionales, que operan simultáneamente en varios países. Cada uno tiene requisitos consagrados en las leyes de cada nación.

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Otros aspectos

Hay algunos aspectos que definen la naturaleza y función de los bancos comerciales. Se caracterizan por realizar operaciones de corto plazo, no mayores a tres años. Atienden todo tipo de clientes, sean éstos personas jurídicas o naturales y por eso captan un mayor número de clientes. Pueden constituir un banco como tal o ser una subdivisión de uno mayor. Su funcionamiento está sujeto a leyes específicas y normalmente son supervisados por un organismo de control dependiente del poder ejecutivo.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images