Tipos de sirvientes en un castillo medieval

Escrito por carolyn scheidies | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tipos de sirvientes en un castillo medieval
Los castillos necesitaban una cantidad de sirvientes para atender debidamente a la estructura y a las personas adentro. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Los castillos de la Edad Media funcionaban como una fortificación contra enemigos, así como centros sociales. Los castillos albergaban cualquier cantidad de sirvientes que trabajaban para su señor y su señora. Desde sacerdotes y artistas hasta cocineros y tejedores de alfombras, los castillos proporcionaban trabajo a una comunidad de individuos y familias, quienes debían lealtad al señor y la señora.

Otras personas están leyendo

Artistas

El señor y la señora de un castillo consideraban al entretenimiento de suma importancia. Había una variedad de sirvientes que se dedicaban al entretenimiento. No todos los castillos tenían sirvientes en todas las áreas de entretenimiento, pero muchos poseían acróbatas que entretenían con proezas de destreza y agilidad. Un bufón, a veces conocido como juglar, se vestía en colores y patrones disparejos y presentaba pizcas de filosofía y actuaba como el comediante del castillo. Los malabaristas hacían malabares y los magos realizaban trucos que asombraban y deleitaban a la audiencia. Los trovadores cantaban, los mimos realizaban pantomima y los músicos tocaban sus instrumentos.

Religión

Los castillos tenían capellanes, sacerdotes o monjes, a cargo de la capilla. Muchos también servían como secretarios para su señor. Los sacerdotes atendían a las necesidades espirituales de quienes vivían en el castillo.

Alimento

El alimento no siempre llegaba caliente a la mesa, pero hacían falta muchos sirvientes para preparar y servir las comidas. El maestro cervecero hacía la cerveza y la cidra, mientras que el mayordomo compraba y almacenaba las reservas. El carnicero cortaba la carne. El pastelero creaba pasteles y otras empanadas. El encargado de la cocina llevaba las cuentas y servía las comidas mientras que el cocinero principal creaba nuevas recetas y encabezaba a los demás cocineros y la cocina. El copero se aseguraba de que todas las copas estuvieran llenas y probaba las bebidas para asegurarse de que no estuvieran rancias o envenenadas. El preparador disponía la comida en las bandejas. Los pinches lavaban los platos y colaboraban en las cocinas. Un asador volteaba el asado mientras que otro lo preparaba y el sirviente lo servía. Los tejedores de alfombras hacían tapetes que remplazaban a los que se manchaban.

Atender al castillo

El castillo requería mucho mantenimiento. Un chambelán estaba a cargo de los cuartos donde vivía el señor y una mucama hacía la limpieza. Los acomodadores anunciaban a los invitados y se hacían cargo de las zonas superiores, mientras que los mozos hacían lo suyo. Los giradores giraban la lana y los abaceros hacían velas. Los pajes realizaban tareas generales según fuera necesario. Las matronas manejaban las cosas en la habitación de los niños.

Para los señores y señoras

Las señoras del castillo tenían a sus ayudantes de cámara para atenderlas. Los ayudantes de cámara masculinos asistían a sus señores, que vivían en el lugar o lo visitaban. Las nodrizas lactaban a los bebés de las señoras en residencia.

Tareas administrativas

Un alguacil supervisaba la mansión mientras que el castellano gobernaba el castillo. Un secretario escribía cartas y mantenía los archivos. Había un encargado de la despensa, lo cual incluía la distribución del pan y la preparación de las zanjas. El administrador, o senescal, supervisaba el castillo y la propiedad. El condestable estaba a cargo de la seguridad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles