Toldos retráctiles o cubiertas para patio, ¿qué es mejor?

Escrito por julie boehlke | Traducido por valeria d'ambrosio
Toldos retráctiles o cubiertas para patio, ¿qué es mejor?

Un cubierta para patio puede satisfacer tus necesidades mejor que un toldo retráctil.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Si disfrutas pasar tiempo al aire libre, comprenderás que aunque adores el sol de vez en cuando necesitas un poco de sombra. Proteger la piel de los rayos solares es elemental para la buena salud y resguardar los muebles del patio del sol y las inclemencias del tiempo evitará daños. Si tu casa tiene poco o nada de sombra en el área del patio, un toldo retráctil o una cubierta podrían ser una buena solución.

Otras personas están leyendo

Diseño

Un toldo retráctil y una cubierta para patio comparten el mismo objetivo: controlar los rayos UV y proteger el patio de los factores climáticos. Una de sus diferencias radica en el diseño. Los toldos retráctiles se pueden usar cuando necesitas un poco de control en los espacios exteriores. Hechos de materiales duraderos, como tejido de acrílico y lona laminada, los toldos retráctiles están diseñados para durar muchos años. Estos toldos se pueden retraer o enrollar convenientemente luego del uso, si lo deseas. Esto puede crear más espacio cuando ya no necesitas sombra y se pueden almacenar de manera práctica durante el invierno. Por lo general, las cubiertas para patio se quedan en su lugar durante todo el año y se fabrican con una variedad de materiales, como madera, vinilo y, en algunos casos, metal.

Instalación

Los toldos retráctiles suelen ser instalados por un distribuidor comercial o un contratista. La mayoría de ellos cuenta con garantías extensas, así que los fabricantes se aseguran de instalarlos correctamente y brindan una detallada explicación al cliente acerca de la mecánica y el funcionamiento de la unidad. Las cubiertas para patio también son construidas por contratistas, pero existen algunos equipos en el mercado que te permiten hacer el proyecto en casa.

Conveniencia

Cuando decidas entre comprar un toldo retráctil o una cubierta para patio, ten en cuenta la conveniencia. Con un toldo retráctil, puedes ocultar la unidad contra la pared de la casa. Es fácil de quitar y optas por un toldo motorizado para un uso sencillo. Una cubierta retráctil ahorra espacio y no debes guardar materiales para usar durante los meses invernales o las temporadas de huracanes. En el caso de una cubierta para patio, los diseños de aluminio o metal necesitarán un poco de mantenimiento. Si cuentas con una cubierta de malla o vinilo, deberás quitarla y guardarla según la estación y corres el riesgo de desgaste o decoloración a causa de la exposición constante a la intemperie.

Estabilidad

Un toldo retráctil puede no ser capaz de soportar vientos superiores a 50 millas por hora (80 kilómetros por hora). Además, no está diseñado para soportar ráfagas de vientos huracanados, lluvias torrenciales o nieve. Está fabricado para un uso más temporario o aislado durante los meses cálidos. Una cubierta para patio se mantiene en pie durante el transcurso del año. Estas estructuras están fabricadas y diseñadas para ser resistentes y cumplen con los códigos de construcción y las pautas de seguridad.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media