Las ventajas del tereftalato de polietileno

Escrito por nicole kauffman | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las ventajas del tereftalato de polietileno
(Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El tereftalato de polietileno es una resina termoplástica económica manufacturada tanto de forma amorfa como semicristalina. La forma amorfa de polietileno es transparente y dúctil, lo que significa que puede someterse a estrés y deformación sin romperse, mientras que la forma semicristalina es dura y relativamente inflexible y tiene variedades de colores de claro a opaco.

Otras personas están leyendo

Versatilidad

El polietileno provee un gas fuerte y una barrera contra la humedad, haciéndola una opción popular para las botellas plásticas de bebidas, salsas, aderezos de ensalada, bandejas de comida para microondas y paquetes para comida. Las botellas hechas con tereftalato de polietileno no se rompen y pesan alrededor de la décima parte de su homólogo de vidrio.

Seguridad

Pruebas extendidas del polietileno establecieron que la mínima cantidad de transferencia de sustancia ocurre entre el paquete de polietileno y la comida. Por lo tanto, no plantea un riesgo para la salud humana. Además, un estudio conducido por el International Life Sciences Institute indica que el polietileno y sus compuestos asociados son "biológicamente inertes si se ingieren".

Reciclabilidad

De acuerdo con The National Association of Plastic Container Recovery, el promedio que generaron las casas es de 42 libras de botellas de polietileno en el 2005. Afortunadamente, el polietileno es fácil de reprocesar y se rompe fácilmente en sus monómeros básicos. El polietileno reciclado es un ingrediente común en las botellas, empaques, alfombra de fibra, sombreros, equipajes, aislantes, muebles y contenedores de productos para el cuidado de la salud.

Las ventajas del tereftalato de polietileno
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Impacto ambiental

Un estudio del 2010 por los científicos de la Universidad de Pittsburgh, examinó las consecuencias ambientales de la producción de biopolímero y clasificó al polietileno como último, en términos de impacto negativo, basado en factores como la biodegradabilidad, porcentaje de reciclado, la masa a partir de fuentes renovables, riesgos para la salud en el ciclo de vida y uso de energía en el ciclo de vida. (El polipropileno clasificó como el primero seguido por el polímero de polietileno de alta y baja densidad y el polihidroxialcanoato).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles