Ventajas y desventajas de renunciar y ser despedido

Escrito por rhonda campbell | Traducido por mariano abrach
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ventajas y desventajas de renunciar y ser despedido
Ser despedido de un empleo tiene sus beneficios. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Los trabajadores dejan sus empleos por una variedad de razones. Si renuncian a menudo pierden la oportunidad de recibir dinero adicional después de dejar sus empleos. Sin embargo, cuando los empleados son despedidos, a menudo no suelen tener otro empleo listo. Las ventajas y desventajas de renunciar y ser despedido pueden impactar la vida de los empleados y sus familias por semanas, a veces meses.

Otras personas están leyendo

Indemnización por despido

Renunciar a tu empleo generalmente te descalifica de recibir una indemnización por despido. En caso de trabajar en una organización que te paga una cierta cantidad de semanas de indemnización por cada año que trabajaste en la organización, puedes perder mucho dinero si renuncias a tu empleo. Por ejemplo, si la indemnización por despido de tu empleador te paga dos años de salarios a tiempo completo por cada año que trabajaste en la organización y has trabajado en la empresa por 15 años, pierdes 30 semanas de indemnización por despido al renunciar a tu empleo.

Beneficios de desempleo

Muchos estados no te permitirán cobrar los beneficios del seguro de desempleo si renuncias a tu empleo. Incluso si aceptas una indemnización por terminación voluntaria de tu empleador algunos estados aún así no te permitirán cobrar los beneficios. No obstante, si eres despedido debido a factores como reducciones de la empresa, puedes cobrar beneficios semanales.

Oportunidades de nuevos empleos

Una vez que recibes una promesa de un empleo de parte de otro empleador si renuncias a tu empleo actual, todavía puedes comenzar a trabajar para el nuevo empleador en pocos días. No obstante, si esperas hasta que seas despedido, las oportunidades de empleo existentes pueden llenarse para el momento en que puedas sacar ventaja de ellas. Además, si envías una carta de renuncia a tu empleador actual, puedes recibir una oferta de aumento salarial o de ascenso si tu rendimiento lo justifica. Tu supervisor o gerente de contrataciones puede no darse cuenta de que no estás feliz con tu situación de empleo actual hasta que entregas tu renuncia, momento en el cual tu empleador podría dar un paso adelante y hacer lo que pueda para evitar que te vayas para que la organización no pierda un empleado valioso.

Ausencia de estigma

Si renuncias a tu empleo en lugar de ser despedido, puedes evitar el estigma de ser visto por los empleadores potenciales como un trabajador defectuoso. Algunos gerentes de contrataciones podrían preguntarse si tu rendimiento o el comportamiento en el lugar de trabajo justificaron un despido. Después de todo, las organizaciones tienden a despedir a los de bajo desempeño en lugar de a los de mejor desempeño. Por lo tanto, renunciar a tu empleo puede dar la impresión de que eres firme y estás buscando salarios más altos o mejores oportunidades de empleo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles