Cómo vivir de la tierra y ser autosuficiente cuando estás desempleado

Escrito por ocean malandra Google | Traducido por jane laury
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo vivir de la tierra y ser autosuficiente cuando estás desempleado
La riqueza natural de la tierra está abierta para tu descubrimiento. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

En el caos frenético de la economía mundial moderna, el desempleo es una amenaza constante que se avecina en la vida de muchas personas. Si bien el impacto que el desempleo tiene sobre las vidas de la mayoría suele ser negativo, los que son ingeniosos también pueden aprender de esta supuesta desgracia. Los períodos sin empleo ofrecen la oportunidad de aprender habilidades de auto suficiencia y proporcionan tiempo para vivir un poco de la tierra, una práctica que incluso es saludable, frugal y relajante. Sigue adelante cuando la economía rebote.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Siembra tu propia comida. Si vives en una casa con un patio trasero, dedica una parte del mismo a un jardín de verduras y frutas. Averigua cuáles alimentos son nativos y fáciles de cultivar en tu clima y área para minimizar el trabajo de jardinería necesario para que crezcan. Incluso si vives en un entorno urbano densamente repleto sin acceso a un patio, muchos alimentos son fáciles de cultivar en macetas de interior y jardineras. Los vegetales como la espinaca y la col rizada crecen bien sin mucha luz del sol, mientras que las frutas como las fresas sólo necesitan un pequeño espacio para brotar. Algunos alimentos saludables como la hierba de trigo crecen muy rápidamente en espacios muy pequeños y ofrecen perfiles nutricionales densos a los que los consumen.

  2. 2

    Practica el forraje, el acto de obtener alimentos y otros artículos necesarios del entorno que te rodea, tanto urbano como rural. Durante la mayor parte de su existencia, los seres humanos eran cazadores y recolectores, cosechando la mayor parte de sus provisiones diarias. Si tienes acceso a los espacios naturales, como parques estatales o nacionales, aprende sobre los alimentos comestibles que crecen en tu área, mientras te provees de comidas nutritivas. En los climas del norte las bayas y los frutos secos son generalmente fáciles de encontrar, mientras que en las zonas tropicales el fruto de la palma de coco y plátano abundan. Incluso los desiertos contienen una variedad de especies de cactus comestibles.

  3. 3

    Aprende a pescar y a cazar. La pesca y la caza son las maneras más rápidas de proveer de proteína sólida y calorías a tu cuerpo directamente de la tierra. Si vives cerca de los espacios públicos que contienen ríos, lagos y lagunas, lo más probable es que las oportunidades legales de pesca abunden. Las temporadas de caza y las restricciones varían con la localidad y la estación, pero los que llegan a dominar esta habilidad a menudo llenan su despensa para todo el año en una sola temporada.

  4. 4

    Aprende acerca de las hierbas medicinales. Aunque la medicina moderna es necesaria para hacer frente a problemas serios de salud, muchas dolencias menores y cuestiones de primeros auxilios se pueden remediar fácilmente mediante las hierbas naturales. Cosecha un pequeño jardín de hierbas si tienes el espacio o simplemente forraje para las hierbas nativas, teniendo cuidado de no arrancar ninguna especie que pueda estar en peligro de extinción o protegida en tu área.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles