7 consejos esenciales para dominar la cocina

John Wilhelm is a photoholic/Moment/Getty

El arte culinario requiere de un cocinero cómodo. Ya sea que quieras expandir tus conocimientos sobre cómo cocinar o simplemente estar más a gusto al usar tu cocina, aquí aprenderás todo lo que necesitas para que la cocina pase a ser tu habitación favorita. Pon manos a la obra y en poco tiempo tendrás una cocina ordenada, bien surtida y con todo lo que requieres para hacer platos sabrosos.

Limpia tu cocina

JackF/iStock/Getty Images

Dominar la cocina es una suma de factores que requieren que esté a punto para ser utilizada. Para dominarla tienes que hacerte cargo de la cocina, tienes que conocerla y tienes que sentirte cómodo. Comienza limpiando cada recoveco de la misma. Las alacenas, la cocina con sus anafes, el lavatorio con sus canillas, la mesada de punta a punta, los cajones con sus adminículos. La limpieza te ayudará a ver todo lo que hay en tu cocina hoy en día.

Ordena tu cocina

MIXA next/MIXA/Getty Images

Una vez que tu cocina esté limpia, tienes que pasar a ordenarla. Si está desordenada, es el momento de colocar las cosas en su lugar; de utilizar el espacio de forma específica y en categorías. Los condimentos van juntos; los cereales irán en un mismo lugar; tienes que tener separados los cubiertos: tenedores con tenedores, cuchillos con cuchillos, y así. Tienes que tener una sección donde se encuentren los trapos de limpieza; allí puedes tener esponjas adicionales. Tienes que tener un lugar claro para los productos de limpieza. Ordena la cocina como si se tratara de ordenar tu mente. Facilita el proceso de utilizar ese ambiente y notarás cómo comienzas a encontrarte más cómodo en ese espacio.

Deshazte de todo lo viejo

Purestock/Purestock/Getty Images

Cuando hayas ordenado tu cocina y sistematizado dónde debe ir cada cosa, llegará el momento de que te deshagas de todo lo que ya no sirve. No acumules por el hecho de que sientes que más adelante lo usarás; si no lo has usado en todo este tiempo, es momento de deshacerte de ello. Elimina bolsas de condimentos que tienen años, productos repetidos que tengas almacenados hace mucho y todo aquello que no estés seguro de si se encuentra en buen estado. La limpieza y el orden traerán más espacio a tu cocina, y así te dará más gusto el hacer uso de este espacio.

Comprar productos nuevos

LuckyBusiness/iStock/Getty Images

Súrtete de productos nuevos que quisieras usar. Quizás necesitas un mejor limpiador para platos o una esponja nueva que te haga sentir más cómodo al lavar los utensilios; no regatees contigo mismo, haz las compras necesarias que te hagan sentir cómodo. Consigue cereales y productos que usarías si los tuvieras. Muchas veces no te sientes cómodo en la cocina porque no tienes lo que te gustaría tener. Tómate el tiempo de hacer una lista con todo lo que necesitarías conseguir y ve a comprarlo.

Aparatos esenciales

moodboard/moodboard/Getty Images

Hay aparatos que simplificarán tu paso por la cocina y te permitirán hacer mejores platos. Una licuadora es un elemento indispensable; quizás a la mañana podrías prepararte licuados de frutas, lo que te permitirá tener una mejor nutrición personal. Una batidora de mano puede ayudarte a hacer salsas o a procesar alimentos de manera rápida y fácil. Una procesadora te servirá para procesar alimentos en cantidades más grandes para elaborar una torta o un menú para varias personas. Un horno eléctrico te ayudará a elaborar platos simples con ese toque especial que tiene el horno: más crujiente y con un sabor más concentrado. Consigue esos aparatos eléctricos que sabrás que te facilitarán utilizar la cocina.

Condimentos varios

Svetl/iStock/Getty Images

El arte de la cocina es el arte de usar condimentos. Pero para usarlos, primero debes tenerlos. Consigue aquellos condimentos que te gustan o prueba con sabores nuevos que hoy no conoces. Pregúntale a tus amigos qué condimentos usan en la cocina y para qué platos; así irás aumentando tu sabiduría culinaria de forma bien práctica; luego, al poner ese conocimiento en acción, le irás encontrando cada vez mayor placer al arte culinario. Algunos condimentos posibles son: anís, canela, pimienta blanca, orégano, cúrcuma, curry, clavo de olor, jengibre, nuez moscada y laurel.

Cuchillería afilada

Kavuto/iStock/Getty Images

No hagas difíciles las tareas que deberían resultarte fáciles. Cuando cortar los alimentos para prepararlos resulta un dolor de cabeza, te desanimas y se te van las ganas de cocinar. Por eso mismo, consigue una buena cuchillería. Si comes carnes, ten un buen cuchillo para cortar carnes. Si utilizas calabaza en tus platos, ten un cuchillo que te permita trozarla de manera sencilla, sin tener que sudar al hacerlo. También es un buen consejo para el momento de comer: no uses cuchillos con el filo gastado. El momento de comer tiene que ser un placer. Estos pequeños tips te ayudarán a que tu interacción con la comida resulte todo lo placentera y sencilla que pueda ser.

Más reciente

×