Cómo ablandar las chaquetas de cuero

Las chaquetas de cuero pueden llegar a ser rígidas y duras a lo largo del tiempo, especialmente si se guardan durante largos períodos. Si una chaqueta de cuero se seca demasiado, se vuelve frágil y más propensa a agrietarse. Hay técnicas de ablandamiento para evitar el secado excesivo añadiendo humedad al cuero, preservándola así para los próximos años. Un suavizante de cuero es un tratamiento de ablandamiento eficaz que le restaura el brillo y la flexibilidad. Con el cuidado adecuado, una chaqueta de cuero puede ser conservada durante décadas.

Humedece un trapo y limpia la chaqueta de cuero para eliminar la suciedad superficial y el polvo. Deja que la chaqueta de cuero se seque al aire.

Aplica unas gotas de acondicionador de cuero, como Lexol o Snow-Proof, en la esponja.

Pasa la esponja con movimientos circulares en toda la chaqueta de cuero, masajea el acondicionador profundamente en el tejido endurecido. Concéntrate en las áreas ásperas y endurecidas, como los codos y los bordes exteriores. Añade unas gotas más del acondicionador de cuero, si es necesario.

Deja la chaqueta al aire durante 2 a 3 días antes de usarla. Cuélgala en un armario ventilado o en una silla en la que pueda respirar.

Más reciente

×