Cómo asar almendras crudas en el horno

Pile of almonds isolated image by Dmitry Rukhlenko from Fotolia.com

Las almendras son una fuente de proteínas saludable y sabrosa. Puedes disfrutarlas por sí mismas, cortadas en ensaladas o en platos principales y postres. Las almendras crudas no están cocinadas y tienen un sabor suave. Las almendras tostadas tienen un sabor más parecido a las nueces y son una gran aportación a las mezclas de snacks y otras recetas. Mientras que puedes comprar almendras tostadas en la tienda, es simple tostar tus propias almendras crudas con el simple uso de un horno y unos minutos de tu tiempo.

Paso 1

Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit. Calentando el horno a una temperatura media te asegurarás un tostado uniforme sin quemarlas.

Paso 2

Mide 2 tazas de almendras tostadas y extiéndelas en una sola capa sobre una la bandeja para hornear sin engrasar. Las almendras son de forma natural aceitosas y no necesitan ser recubiertas o mezcladas con cualquier tipo de aceite antes de asarlas.

Paso 3

Tuesta las almendras de 10 a 12 minutos hasta que la piel de fuera esté dorada. Cuando están bien tostadas, las almendras desprenden un olor muy agradable. Retira las almendras del horno con cuidado de que no se quemen.

Paso 4

black plastic spatula image by Jim Mills from Fotolia.com

Saca las almendras fuera de la bandeja de horno con una espátula y colócalas en un recipiente de plástico bajo y ancho. Deja el recipiente abierto y permite que las almendras se enfríen por completo si vas a comértelas así.

Paso 5

cinnamon image by Alexandra Gnatush-Kostenko from Fotolia.com

Espolvorea las almendras calientes con sal kosher para tomar un aperitivo salado o añádeles mantequilla derretida, luego espolvorealas con azúcar y canela para un aperitivo dulce.

Más reciente

×