Cómo beber té de ortiga

••• Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La ortiga es considerado como mala hierba cuando aparece en el césped debido a los pelillos urticantes en las hojas de la planta. Estos pelos urticantes desaparecen una vez que las hojas están secas o cocidas. La ortiga puede tener una altura de siete pies (2 m) en los meses de verano. Es nativa de Europa, Asia, África septentrional y América del Norte. El té de ortiga es una buena fuente de potasio, calcio y beta-caroteno. El té también tiene propiedades que combaten las alergias y contiene 16 aminoácidos, los bloques de construcción de proteínas.

Passo 1

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Corta las puntas de las hojas en los brotes nuevos de ortiga. Así tendrás un sabor menos amargo. Todas las partes de la planta de ortiga se puede utilizar para hacer té: raíces, hojas y flores. Porque tienen muchas propiedades beneficiosas, la planta es más difícil de localizar. Los herbolarios recomiendan no desenterrar la planta entera de la raíz.

Passo 2

Sumerge las hojas de ortiga en agua tibia en el fregadero de la cocina. Añade una cucharadita de vinagre para ayudar a limpiar la suciedad o los pesticidas. Enjuaga las hojas en agua dulce y seca las hojas con toalla de papel o trapo para secar.

Passo 3

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Hierve una taza de agua y vierte en el agua cuatro o cinco cucharaditas de hojas de ortiga picada. Las hojas secas, flores o raíces también se pueden utilizar para hacer el té o una combinación de cualquiera de las dos.

Passo 4

Permite que el té repose durante cinco a diez minutos. Cuela las hojas del té y dispón de ellas. El té tiene un sabor amargo, pero añadir una cucharadita de miel no va a robarle sus beneficios.

Más reciente

×