Cómo cancelar una entrevista de trabajo

Enviaste tu hoja de vida y tienes una cita cara a cara con base en tu experiencia de trabajo y tu presentación profesional. Ahora resulta que no puedes ir a la entrevista. Tal vez has cambiado de idea sobre el trabajo o te llamaron a otra entrevista de última hora con tu empleador de ensueño. Cualquiera sea la razón, tienes que cancelar la entrevista con estilo y gracia. Nunca se sabe cuando vas a toparte con el entrevistador de nuevo en un entorno profesional y no debes cortar las relaciones. Observar la etiqueta de negocios apropiada es aún más importante si deseas volver a programar tu entrevista para una fecha posterior.

Paso 1

Mira el calendario y selecciona varias fechas y horarios de entrevista alternativos antes de llamar para cancelar. Asegúrate de volver a programar dentro de uno o dos días después de la entrevista original.

Paso 2

Llama a la recepcionista e infórmale que no podrás acudir a la entrevista. Asegúrate de tener una excusa válida y recuerda que no tienes que compartir todos los detalles de tu vida personal o compartir información acerca de otra entrevista.

Paso 3

Vuelve a programar la entrevista y llega a tiempo. Asegúrate de que la recepcionista sepa que estás dispuesto a hacer lo imposible para programar una nueva fecha.

Paso 4

Saca lo mejor de una mala situación. Pregúntale a la recepcionista si es posible arreglar una entrevista informativa en una fecha posterior para propósitos de establecer contactos. Puede que logres convertir una entrevista de trabajo cancelada en un contacto de negocios futuro si juegas bien tus cartas.

Paso 5

Envía una carta de disculpa o un correo electrónico inmediatamente. Asegúrate de llamar al entrevistador por su nombre y darle las gracias por su tiempo.

Paso 6

Compra un libro de etiqueta de negocios, como "Etiqueta comercial y protocolo" ("Business Etiquette and Protocol") por Carol Bennett, y aprende a lidiar con otras situaciones de crisis profesional.

Más reciente

×