Cómo hacer chocolate con leche en casa

http://chocolate747.com/uploaded_images/milk-chocolate-751979.jpg

Hacer chocolate con leche en casa es un proceso aburrido pero las recompensas son literalmente dulces. El chocolate con leche tiene sólo un 45 por ciento de cacao puro. El resto es una combinación de mantequilla de cacao, azúcar, leche y lecitina. Quizás la mejor parte a la hora de hacer chocolate con leche en casa es el poder repartir el manjar en forma de regalo durante ocasiones especiales a la familia y a los amigos. Cuando adquieras la habilidad de hacerlo, ya nunca más comprarás chocolate en una tienda.

Escoge y compra los granos de cacao. Hay varios tipos de granos entre los que puedes elegir, como por ejemplo el criollo (el mejor para hacer chocolate fino), forasteros (ligeramente más amargo que el criollo), trinitario (una combinación del criollo y del forasteros) y el nacional (el menos utilizado para hacer chocolate). Compra de 1/2 a 1 taza de granos de cacao en un proveedor de chocolate.

Coloca los granos sobre una bandeja para hornear lisa. Coloca el horno a 325 grados Farenheit.

Tuesta los granos entre 10 y 35 minutos. Reduce lentamente el calor a 300 grados cuando estén tostados. Sabrás que los granos están suficientemente tostados cuando comiences a escuchar un sonido "crujiente". Este sonido sucede cuando se libera el vapor de agua de los granos.

Quita la cáscara de los granos de cacao partiéndolos a la mitad. Puedes utilizar un martillo o un cascanueces para romper los granos. Este proceso se llama "apaleamiento" y puede exigir bastante tiempo.

Muele los granos de cacao. De hecho puedes utilizar un mezclador de zumos para llevar a cabo este paso, pero no utilices un molinillo de café ni de granos porque cuando se muelen los granos de cacao realmente sueltan licor.

Muele el azúcar en polvo fino para reducir el tiempo de mezcla en alrededor de tres horas.

Añade la leche en polvo, la mantequilla de cacao, la lecitina y el polvo de cacao. Para este paso necesitarás una máquina especial que refina el chocolate doblándolo y agitándolo. Este proceso se le conoce típicamente como mezcla y normalmente dura al menos 12 horas y a lo sumo unos pocos días. Cuanto más se mezcla el chocolate, la textura será más fina al final.

Moldea o sumerge el chocolate. Puedes sumergir frutas como fresas en el chocolate terminado mientras aún está derretido. También puedes utilizar moldes de plástico para dar forma a tu chocolate. Por ejemplo, puedes utilizar un molde pequeño con forma de corazón, verter el chocolate derretido dentro y dejarlo enfriar.

Más reciente

×