Cómo hacer una cobertura casera de glaseado para pastel

Has hecho un pastel de una mezcla comprada pero quieres que parezca hecho en casa. Si tienes una batidora estás en el camino correcto. Simplemente un par de ingredientes harán que tu torta se vea hermosa y parezca realizada por un profesional. Puedes hacer esta cobertura del color y sabor que desees ya que es infinitamente variable. Hasta puedes realizarlo en modo vegetariano.

Coloca los accesorios de batido (si los tienes) a tu batidora o utiliza una batidora.

Coloca la manteca ablandada en el recipiente de tu batidora.

Bate la mantequilla a una velocidad de media a alta, hasta que esté suave y esponjosa. Detén el movimiento a cada minuto aproximadamente y raspa los lados del tazón. Procede de esta manera por lo menos durante los cinco minutos de batido.

Mezcla el extracto de vainilla con la sal en un recipiente aparte para permitir que se disuelva bien.

Baja las revoluciones de tu batidora a mínimo y agrega la sal disuelta en la vainilla. Vuelve a batir a mayor velocidad hasta que la mezcla quede suave y esponjosa.

Baja nuevamente a mínimo tu batidora para agregar lentamente el azúcar. Permite que el azúcar sea absorbido por la mezcla cada vez que lo eches, antes de volver a agregar más cantidad. Continúa hasta haber incorporado todo el azúcar.

Coloca tu batidora a velocidad media y comienza a adicionar la leche de a una cucharada por vez. Continúa hasta haber agregado dos cucharadas.

Eleva la velocidad de tu batidora a máximo y bate nuevamente tu glaseado. Si el mismo te resulta muy espeso, agrega más líquido de a una cucharada por vez. Continúa hasta que la cobertura esté suave y esponjosa.

Más reciente

×