Cómo cocinar bistec en un horno convencional

••• Microsoft Office clip art, DRW & Associates Inc

A los estadounidenses les gusta el bistec. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos la cantidad consumida cada año asciende a cerca de 70 libras por persona. En estos días de comodidad y pequeños electrodomésticos, la mayoría de las personas elige asar los bistecs porque es rápido y elimina grasa al cocinarlos. La próxima vez que la parrilla a convección de interiores o la parrilla a gas para exteriores estén ocupadas, intenta cocinar bistecs en tu horno convencional al estilo de la abuela. Es muy sencillo y hay deliciosas variaciones para ello.

Cubre el bistec con sal hasta que esté completamente cubierto y déjalo reposar durante al menos media hora a temperatura ambiente. El agua del bistec se filtrará a la superficie. Retira la sal con una toalla de papel absorbente dándole palmaditas suaves. Como la humedad sale de la carne, la proteína en ella interactúa con la sal y hace que la carne sea más tierna. Los "ablandadores" de carne solían utilizar glutamato monosódico o GMS (en inglés, monosodium glutamate o MSG) para lograr lo mismo, pero han caído en desuso, principalmente a causa del excesivo uso.

Coloca el estante del horno en uno de los rieles superiores para que la superficie de la carne (colocada en la asadera) esté a aproximadamente 3 pulgadas del quemador o del techo para asar carnes delgadas y alrededor de 4 pulgadas para bistecs gruesos. Los bistecs rostizados deben reposar en uno de los estantes inferiores. Precalienta el horno mientras el bistec está reposando. Puedes elegir asar tu carne a la parrilla o rostizarla. Ajusta la temperatura de la parrilla en alto para un bistec con menos grasa y en baja para un bistec gruesa o uno que tenga muchas vetas.

Sazona tu bistec. Usa ajo, aceite de oliva, cebolla rayada o pimienta en granos o déjala marinar durante 30 minutos con aderezo italiano, salsa teriyaki o salsa inglesa. Los bistecs a la parrilla pueden ser más condimentados que los rostizados, los cuales saben mejor servidos con una salsa diferente.

Unta la asadera con un poco de aceite de oliva o aceite de canola y colócala en el horno durante unos pocos minutos para que se caliente antes de asar un bistec. Puedes asar bifes con hueso, de lomo o chuletas de 1 a 2 pulgadas de espesor. Los bistecs de vacío se deben asar a la inglesa pero deben cocerse poco porque pueden resultar muy duros. Cocina un bistec de 2 a 3 libras durante 5 minutos por lado.

Coloca un poco de aceite de oliva, aceite de canola o un poquito de mantequilla en una sartén de hierro pesada y mételo en el horno para que se caliente durante unos pocos minutos para asar un lomo grueso, un bife de lomo, turnedós o filetes. Se dorarán en la parte inferior en lugar de la parte superior y les tomará un poco más de tiempo, hasta 8 minutos de cada lado. Cuando hayas terminado, tendrás los jugos de las carnes que se pueden combinar con hongos salteados o cebollas, vino tinto y salsa marrón para obtener una salsa Bordelesa fácil.

Más reciente

×