Cómo cocinar el repollo para evitar los gases

cabbage image by Andrzej Włodarczyk from Fotolia.com

Si aderezas el repollo mientras lo cocinas, le agregarás sabor y evitarás las flatulencias. Los alimentos de elevado nivel de fibras como éste, habitualmente provocan una acumulación de gases en el sistema digestivo. Las hierbas carminativas y los aderezos agregados durante el proceso de cocción ayudan a digerirlo y a reducir sus gases.

Sazona estratégicamente tu próximo plato con repollo, tendrá un exquisito sabor y te evitará esas incómodas flatulencias intestinales después de la comida.

Paso 1

Retira las hojas externas y más oscuras de la cabeza del repollo y descártalas.

Paso 2

Sostenla firmemente con ambas manos mientras golpeas la punta de la raíz sobre una tabla de picar. Agarra la raíz con tus dedos y retuércela mientras tiras hacia afuera.

Paso 3

Corta la cabeza del repollo por la mitad, y apoya la parte plana sobre la tabla de picar mientras vas cortando las mitades en tiras finas.

Paso 4

Coloca las tiras en un colador y lávalas cuidadosamente bajo agua fría corriente.

Paso 5

Colócalas en una olla y agrega agua suficientecomo para cubrirlas totalmente.

Paso 6

Agrega una cuchara de una o más de hierbas carminativas (ver Cosas que necesitarás) según el sabor de la receta que prepararás.

Paso 7

Lleva el líquido sazonado a fuego medio-alto; cuando empiece a hervir, déjalo cocinar a fuego bajo durante 30 minutos, sin tapa.

Más reciente

×