Cómo limpiar la piel de conejo en el hogar

fur #2 image by Adam Borkowski from Fotolia.com

El conejo es valorado por los fabricantes de ropa porque es barato y tiene una suavidad que otros tipos de piel no tienen. La piel de conejo es utilizado habitualmente en ropa como abrigos, sombreros, estolas y otros artículos de invierno. Aunque la mayoría de los fabricantes de pieles recomiendan que la piel de conejo se limpie por un peletero profesional, puedes limpiarla en tu casa usando algunas herramientas básicas. Si la piel está mojada, tiene moho o está muy manchada, llévala a un profesional.

Abra el artículo de piel de conejo y póngalo sobre una superficie plana con la piel hacia arriba.

Examine la piel por cualquier mancha evidente. Aplique una cucharada de champú suave en una esponja húmeda y trabaje sobre las áreas manchadas hasta que se quiten. Enjuague la esponja con agua fría y limpie los residuos de jabón de la piel.

Vierta 1 o 2 tazas de aserrín en un bol grande y agregue 1/4 taza de disolvente de limpieza en seco. Mezcle completamente el contenido con una cuchara para mezclar.

Espolvoree el aserrín sobre la piel de conejo y trabaje el aserrín con sus manos. Es una buena idea usar guantes de látex mientras lo hace para prevenir el contacto con el disolvente.

Coloque un piso duro o accesorio para tapicería al final de la manguera de la aspiradora y enciéndala. Aplique el extremo de la manguera a la piel de conejo para aspirar todo el disolvente y el aserrín. Necesitarás aspirar completamente la piel 2 o 3 veces para asegurar la total eliminación de todo material.

Cuelgue el artículo de piel de conejo sobre una percha acolchada y busque cualquier pliegue que se encuentre en la piel. Conecte una plancha a vapor y muévala ligeramente sobre el pliegue hasta que este desaparezca.

Cuelgue la piel de conejo en un lugar bien ventilado hasta que la humedad de la prenda se haya evaporado completamente.

Más reciente

×