Cómo hacer copos de quinoa

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

La quinoa es una semilla parecida a un cereal proveniente de una planta sudamericana de la familia de las remolachas y las espinacas. Era un alimento básico del imperio inca, y en años recientes ha sido utilizado en Estados Unidos como un cereal alternativo. Es rica en proteínas y libre de gluten, aunque puede ser contaminada con gluten de otras fuentes durante el proceso de molienda. Algunos consumidores les agrada hacer sus propios copos de quinoa en casa, ya sea por la frescura o para evitar el gluten. Las máquinas de hacer copos están disponibles en versión eléctrica o manual, o como un accesorio de la batidora Kitchenaid.

Paso 1

Enjuaga la quinoa en agua corriente fría durante 20 a 30 minutos para quitar la cáscara amarga que a veces se encuentra en el grano. La mayoría de la quinoa que se vende en los Estados Unidos ya está enjuagada, pero es una precaución razonable.

Paso 2

Esparce la quinoa en una capa simple en una asadera cubierta de papel madera. Déjala secar durante varias horas, revolviéndola regularmente para asegurarte que la humedad se ha evaporado. No intentes moler la quinoa cuando aún esté húmeda al tacto porque atascará la máquina.

Paso 3

Sujeta tu máquina de hacer copos a la mesa de trabajo o a la base de la procesadora, según las instrucciones del fabricante. Llena la tolva con la quinoa seca. Si tu máquina no tiene un compartimento para recibir los copos, pon un bol bajo la salida.

Paso 4

Gira la manivela o enciende el motor, dependiendo del tipo de máquina que estás utilizando. Si estás procesando más quinoa de la que la máquina puede manejar, vacíala un poco si es necesario. Continúa hasta que toda la quinoa esté hecha copos.

Más reciente

×