Cómo crear una bomba de humo no tóxica

George Marks/Retrofile/Getty Images

Crear una bomba de emisión de humo es un ejercicio bastante sencillo en química. El tipo más habitual de bomba de humo usa nitrato de potasio (KNO3) y azúcar. Ambos son elementos no tóxicos, aunque ingerir KNO3 en grandes cantidades se cree que produce cáncer. El KNO3 se vende en tiendas de ferretería como eliminador de raíces y también puede ser conseguido como fertilizador. Las bombas de humo son estupendas para los fuegos artificiales, batallas de pintura y reconstrucciones de guerras.

Paso 1

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Haz una mezcla con un 60% de KNO3 y un 40% de azúcar en una taza, coloca la tapa y agítala para formar una mezcla homogénea. La mezcla no debe ser superior a 100 gramos.

Paso 2

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Vierte la mezcla en una cacerola y enciende la placa a temperatura medio alta. Remueve los productos químicos constantemente y raspa los materiales de la parte inferior.

Paso 3

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

Calienta la mezcla hasta que tenga la consistencia de la mantequilla de cacahuete y retira la cacerola de la placa.

Paso 4

Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images

Rasca la mezcla y llena un tubo de cartón. Serán necesarios varios lotes para llenar el tubo completamente. A tres cuartas partes de la longitud del tubo, coloca una mecha dentro y aplica el material a su alrededor. La mezcla se endurecerá pasados cinco minutos aproximadamente, así que debes estar preparado para meter la mecha rápidamente. Cuando el tubo esté lleno, la bomba de humo estará preparada.

Más reciente

×