DESCUBRIR
×
Loading ...

¿Cuáles son las tres partes básicas de un discurso público?

Actualizado 16 abril, 2018

Cuando prepares un discurso, deberías asignarle una estructura clara y bien conectada. Esto te ayudará a organizar tus ideas y permitirá que tu discurso se desarrolle de forma tal que tenga sentido para la audiencia. Delinea una estructura para ayudarte a desarrollar tus declaraciones introductorias, los puntos principales o "el plato fuerte" de tu discurso, y un final fuerte y memorable que resuene en la cabeza de tus oyentes.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Introducción o apertura

Ganarás o perderás la atención de tu audiencia en los primeros segundos, así que presta mucha atención a tus declaraciones iniciales y haz contacto visual para establecer una buena relación con el público. El Centro de escritura de la Universidad estatal de Colorado (UEC) cita seis elementos en la introducción de un discurso: captar la atención de la audiencia, presentar la tesis, identificar el discurso con el público (adaptación), establecer tu autoridad, indicar los puntos principales del discurso y hacer una transición al cuerpo central del mismo.

Loading ...
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Cuerpo o puntos principales

Aquí es donde la organización es crucial. Recuerda que, aunque te pidan que hables por 30 minutos, tu audiencia no recordará todo lo que digas. Escoge los puntos principales que sean vitales y organiza los contenidos a su alrededor. El Centro de escritura de la UEC sugiere que organices tus puntos de forma cronológica, por causa y efecto, de forma direccional, como por logística o áreas geográficas, o usando sub tópicos. Algunos tipos de organización tendrán más sentido con determinados temas.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Conclusión o cierre

Una gran apertura también puede ser un gran cierre con pequeñas modificaciones. Es un modo de "redondear las cosas", repasando la tesis de forma concisa y demostrando cómo has expuesto un caso fuerte al conectarlo con los puntos centrales del cuerpo. También es el momento en que podrás pedir acción u ofrecer una promesa, si está permitido; apela a las emociones del público o reestablece un área común o algún tipo de identificación que tengas con tu audiencia. A veces, una afirmación dramática, una frase famosa o una analogía efectiva pueden ofrecer un modo memorable de hacer que tu público se sienta bien con respecto a tu discurso.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Cuidado: uso del humor

Muchos oradores usan el humor en la apertura para captar la atención del público. Aunque esto puede ser efectivo, ¡no lo hagas si no te resulta natural! Piensa cuidadosamente acerca del carácter de tu audiencia, para evitar arriesgarte a cualquier ofensa. No uses juegos de palabras que algunos miembros del público puedan "perderse", especialmente si hay diferencias de idioma o incluso idiomas locales, y no uses el sarcasmo.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
Loading ...
Loading ...