Cómo cuidar de una orquídea spathoglottis

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

La Spathoglottis es una hermosa orquídea reconocida por sus hojas similares a las de la palma y por sus flores puntiagudas. Estas pueden ser de color amarillo o púrpura. La orquídea spathoglottis se puede cultivar en cualquier lugar en interiores y también crece bien en el exterior, en los climas cálidos. El cuidado de esta orquídea es relativamente sencillo. Con algunos trucos simples tendrás una planta hermosa que puede durar toda la vida. Se cree que algunas plantas de orquídea tienen varios cientos de años.

Paso 1

Prepara la maceta de arcilla para plantar la orquídea. Crea una mezcla de corteza, piedritas, carbón y turba para crear una mezcla de suelo suelta. Ponla dentro de la maceta de arcilla y riega hasta humedecerla bien. Haz un pequeño agujero para colocar la orquídea. Pon la maceta en el exterior, donde la planta pueda recibir la luz de la mañana o de la tarde y en una zona que reciba temperaturas que van desde los 75 grados Fharenehit durante el día (23 grados centígrados) y no menos de 60 grados Fahrenheit (15 grados centígrados) durante la noche. La planta también necesita recibir una brisa diaria.

Paso 2

Coloca la orquídea spathoglottis en una maceta y cubre las raíces con suelo. Riega la planta en forma poco frecuente. Es mejor permitir que el suelo se seque entre riegos. Cada 5 a 12 días la planta debe ser regada, pero solo lo suficiente para humedecer el suelo.

Paso 3

Diluye el fertilizante a un cuarto de su concentración y fertiliza la orquídea spathoglottus cada dos o tres semanas. También puedes usar un fertilizante que contenga 150 ppm de nitrógeno (lo indicará en la etiqueta) o agregarlo al fertilizante común. No se deben usar los productos que tienen micronutrientes como el hierro y el magnesio, ya que pueden crear un desequilibrio químico dañino para la orquídea.

Paso 4

Evita los problemas comunes de la orquídea Spathoglottis evitando regar demasiado la planta. Las orquídeas de invernadero generalmente tienen ácaros, que se pueden curar con un insecticida aplicado una vez al mes. Este producto también evitará que otras plagas, como los áfidos, ataquen la planta.

Paso 5

Poda la orquídea con una cuchillo afilado después de que haya terminado de florecer en el año. Usa el cuchillo para quitar la espiga o el tallo de floración, justo antes del invierno. Este volverá a crecer en la primavera.

Más reciente

×