Cómo cultivar lavanda para la venta comercial

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La lavanda es una hierba altamente aromática utilizada en una variedad de industrias. Padece pocas pestes o enfermedades, lo que la convierte en un cultivo sustentable que no necesita pesticidas o grandes cantidades de fertilizantes. Cultiva lavanda de forma comercial y haz una variedad de productos que se pueden vender en ferias, festivales o in situ. De forma alternativa, haz un cultivo y véndelo para que otro comercio lo utilice en sus productos. Elige entre varios cultivares de lavanda dependiendo de tu región, clima y condiciones de cultivo, para obtener un abundante cultivo para la comercialización.

Passo 1

Haz una investigación para entender tu producto e industria. Ve a conferencias y talleres y habla con otros cultivadores de lavanda. Investiga las variedades de plantas y sus propiedades y usos específicos en los productos con lavanda agregada como aromaterapia, usos culinarios y decorativos antes de comenzar un plan de cultivo.

Passo 2

Diseña un plan comercial que abarque todos los aspectos de una empresa comercial. Considera la comercialización, la publicidad, las ventas, el equipamiento, los empleados y tu base de clientes. Determina si vas a hacer productos para vender de forma local, en línea, por catálogo o si vas a vender el cultivo a fabricantes de otras industrias.

Passo 3

Busca una ubicación adecuada para cultivas las plantas de lavanda que hayas elegido. Deberás entender las condiciones de crecimiento de tus cultivos, las estaciones de crecimiento de tu ubicación y tu clima. Determina si vas a tener cultivos anuales o estacionales de producción y ventas. Las diferentes variedades de lavanda rendirán en variadas cantidades de flores, por lo que es importante elegir las variedades que ofrezcan cantidades adecuadas para tus propósitos.

Passo 4

Prepara la ubicación para la plantación. Ara bien la tierra, a al menos 18 pulgadas de profundidad (45 cm). Construye el suelo a 6 pulgadas (15 cm) por encima del piso con una mezcla igual de arena, limo y suelo arcilloso. La base levantada de permitirá el drenaje adecuado necesario para evitar que las raíces se pudran.

Passo 5

Compra las plantas o plántulas de lavanda a un distribuidor confiable. Selecciona las variedades adecuadas para los tiempos de plantación correctos para tu región.

Passo 6

Agrega una capa de trozos de mármol blanco en la base de las plantas. Esto reflejará el sol en las densas plantaciones y mantendrá secas las plantas. La lavanda prefiere un suelo más seco en lugar de áreas empapadas.

Passo 7

Siembra tu cultivo de lavanda según tu cultivar y tu uso. Prepárate para un eventual envío del producto a los fabricantes y distribuidores, según los horarios predeterminados.

Más reciente

×