Cómo plantar claveles

Wiki Commons, Creative Commons Attribution 3.0

Los claveles, también conocidos como rosas, crecen fácilmente. Hay variedades perennes y anuales, y todos producen una fragancia parecida a la del clavo de olor. Pueden crecer hasta 2 pies de alto sobre un tallo fuerte y derecho. Las flores duran mucho tiempo en la planta y en un florero, se mantienen hasta dos semanas. Los colores más comunes son rosa, blanco y rojo. Para cultivarlos no necesitas mucha preparación del suelo ni un gran mantenimiento.

Para plantar los claveles elige un lugar al que le dé el sol. No crecen bien en lugares con sombra o que son muy húmedos.

Pasa el rastrillo por el lugar que elegiste para remover todos los palos o piedras que hayan.

Cava un agujero para cada una de las plantas que tengas en el recipiente. Estos agujeros deben tener una profundidad de 3 a 4 pulgadas y tener entre cada uno una separación de unas 10 o 15 pulgadas.

Coloca los claveles en los agujeros y cubre las raíces con la tierra.

Apreta bien la tierra alrededor de las plantas con los dedos.

Riega hasta que la zona esté húmeda. Riega nuevamente cuando notes que el suelo está seco, lo que ocurre una o dos veces por semana.

A medida que los tallos crezcan asegúralos, atándalos co cuerda a estacas de plástico. Así les darás apoyo y evitarás que se doblen y caigan.

Más reciente

×