Cómo cultivar bulbos de gladiolo en interiores

••• gladiolus yellow flowers image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

Los jardineros suelen cultivar gladiolos como un bulbo de floración de verano en el jardín. Muy apreciadas por sus flores de colores brillantes, estas plantas vienen en casi cualquier color excepto el azul. Aunque por lo general se cultivan al aire libre, se pueden cultivar en interiores en macetas. Como el gladiolo es un bulbo sensible que no tolera las bajas temperaturas, su cultivo en macetas te permite proteger a las plantas durante el invierno para que vuelvan a florecer cada año. Planta las raíces en interiores en primavera o a principios del verano.

Passo 1

Llena una maceta de 10 a 12 pulgadas (25 a 30 cm) con tierra para macetas de calidad. Llena la maceta hasta 2 pulgadas (5 cm) del borde.

Passo 2

Planta los bulbos de gladiolo de 4 a 6 pulgadas (10 a 15 cm) de profundidad. Coloca los bulbos de 2 a 4 pulgadas (5 a 10 cm) de distancia en la maceta. Planta los bulbos más grandes más profundamente y más separados, y los bulbos más pequeños en las mediciones superficiales y más cerca.

Passo 3

Riega la tierra después de plantar. Añade agua hasta que el exceso de humedad se drene del fondo de la maceta.

Passo 4

Coloca la maceta en una ventana cálida que reciba al menos ocho horas de luz solar al día. Es preferible una ventana que mire al sur o al este.

Passo 5

Riega las plantas cuando la superficie del suelo comience a sentirse seca. Añade agua hasta que el exceso se drene para asegurar que el suelo esté uniformemente húmedo y luego vacía la bandeja de goteo de la maceta para que la planta no se asiente en el agua estancada.

Passo 6

Fertiliza los bulbos de gladiolo después de la floración de primavera y de nuevo cada vez que empiecen a crecer de forma activa. Usa un fertilizante rico en nitrógeno para plantas de interior, siguiendo las instrucciones de aplicación de las etiquetas.

Más reciente

×