DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo curar un wok

Curar un wok de acero al carbono, como curar una sartén de acero forjado, sella la superficie de cocción y evita el óxido. Un wok bien curado no utiliza mucho aceite, pues la comida no se pega al utensilio.

Instrucciones

  1. Lava el wok nuevo con agua caliente y jabón suave.

    Loading ...
  2. Enjuaga bien.

  3. Coloca el wok sobre una estufa a fuego medio.

  4. Dobla una hoja de papel en un cuadrado pequeño y empápala con aceite vegetal fresco.

  5. Frota el wok caliente hasta que esté completamente cubierto con una película delgada de aceite.

  6. Cambia a una toalla de papel limpia y continúa frotando el wok hasta que esté completamente cubierto con una delgada película de aceite caliente.

  7. Baja el nivel del fuego y deja que el wok se caliente unos 15 minutos.

  8. Deja que el wok se enfríe y ya podrás usarlo.

  9. Vuelve a curar el wok si la comida empieza a pegarse.

Loading ...

Consejos

  • Después de usar el wok, enjuaga bien con agua muy caliente y limpia con una esponja de plástico. No uses jabón o fibra de acero.
  • Siempre seca el wok con una toalla de papel.
  • Después del uso constante, se formará una película café oscura de carbón sobre el wok. Esto no es sólo normal, sino desead: igual que en una sartén de hierro forjado, la patina que se acumula en el wok hace que la comida se pegue menos e incluso le da sabor.
  • Los wok se oxidan con facilidad. Si esto le sucede al tuyo por falta de uso o limpieza incorrecta, lávalo y vuelve a curarlo.

Advertencias

  • No intentes curar un wok con superficie anti-adherente, pues puede dañar la superficie.

Necesitarás

  • Aceite de cocina
  • Wok
Loading ...