Cómo hacer damascos deshidratados

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Saca ventaja de la cosecha del verano y haz deliciosos damascos secos en casa usando un deshidratador. Usa los damascos secos en granola o dentro de recetas o simplemente cómelos solos como un bocadillo saludable.

Paso 1

Lava los damascos en un fregadero lleno con agua fría.

Paso 2

Corta cada damasco en mitades usando un cuchillo para pelar.

Paso 3

Llena bandejas dejando espacio entre los damascos para que circule el flujo de aire.

Paso 4

Cuando las bandejas están llenas, ajusta la temperatura del deshidratador a los 135° F. (57,22°C)

Paso 5

Los damascos están listos cuando están secos pero flexibles. Dependiendo de la humedad y grosor de la fruta, puede tomar entre 12 a 30 horas. Podrás necesitar sacar algunos damascos y continuar secando otros hasta que estén todos listos. Almacena los damascos secos en frascos de vidrio con tapa, tales como los frascos para conservas.

Más reciente

×