Cómo hornear pechugas de pollo sin piel

Eising/Photodisc/Getty Images

Las pechugas de pollo sin piel son bajas en grasa y no toma mucho tiempo prepararlas. Estas pechugas deben ser cocinadas muy bien para evitar enfermedades por la salmonela. Aunque puedes preparar las pechugas de pollo usando varios métodos, hornearlas te permitirá cocinarlas dentro sin tener que añadir grasa extra o manteca. El pollo no tienen por qué saber desabrido; lo puedes sazonar con ingredientes húmedos o secos para cocinarlo de manera que te guste.

Paso 1

Calienta el horno a 375ºF (190ºC).

Paso 2

Unta aceite de oliva o vegetal sobre las pechugas de pollo. Sazónalo con pimienta o sal si lo deseas.

Paso 3

Coloca las pechugas de pollo en una hoja para hornear. Hornéalas durante 15 a 25 minutos.

Paso 4

Retira el pollo del horno cuando la temperatura interna alcance los 160ºF (71ºC), los jugos salgan claros y la carne no se vea rosada. Prueba la temperatura del pollo con un termómetro para carne.

Paso 5

Deja que se enfríe el pollo durante unos cinco minutos. Sirve las pechugas inmediatamente.

Más reciente

×