Cómo deshidratar fruta usando un horno de microondas

Las frutas son un tentempié sano pero, en algunas situaciones, las frutas deshidratadas son más convenientes que las frescas. La forma tradicional de deshidratar frutas es al aire libre, en un horno tradicional o dentro de una máquina para este fin. El microondas no es el mejor método para este proceso debido a que su alta temperatura puede ocasionar que la fruta se queme, pero con algo de paciencia la deshidratación de la fruta en el microondas puede lograrse.

Cómo deshidratar frutas usando un horno de microondas

Lava la fruta usando jabón y agua o un aerosol para vegetales.

Seca la fruta de manera que no haya agua en la cáscara ni en la corteza.

Utiliza en cuchilo afilado para rebanar la fruta en trozos pequeños.

Extiende la fruta rebanada en toallas de papel para retirar el exceso de humedad. También presiona con éstas la parte superior de las frutas para retirar el exceso de jugo y acelerar el proceso de deshidratación.

Coloca algunos pedazos de la fruta en un recipiente para microondas para permitir que el aire circule debajo y por encima de la fruta. Una bandeja acanalada para cocinar tocino puede servir muy bien.

Cocina la fruta en la opción de descongelar en intervalos de 5 a 10 minutos hasta que se deshidrate.

Retira la fruta del microondas y colócala en una rejilla durante algunas horas para que el proceso de deshidratación llegue a su fin. La fruta se volverá flexible y suave, pero no estará jugosa.

Coloca la fruta en recipientes herméticamente sellados o contenedores de vidrio.

Más reciente

×