Cómo disolver cemento

••• Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

El cemento, hecho de una mezcla de caliza pulverizada, es usado en albañilería para aglutinar los ladrillos y mantenerlos firmemente unidos. La caliza se puede disolver en cemento usando una sustancia similar al ácido clorhídrico llamado ácido muriático. Puedes comprar este ácido en una ferretería, donde comúnmente es vendido como limpiador de drenaje o destapa-tuberías. El ácido muriático produce una reacción química con la caliza en el cemento, dejando una sustancia neutral detrás que puedes lavar con agua.

Passo 1

Rocía la superficie del cemento con agua.

Passo 2

Saca cualquier resto sobrante del cemento con el cincel, el martillo y un cepillo de fregado.

Passo 3

Colócate una gafas de seguridad y guantes de protección.

Passo 4

Mezcla una solución en 9 partes de agua y una parte de ácido muriático en tu recipiente. Agrega el agua al recipiente primer antes de que le agregues el ácido.

Passo 5

Prueba la solución en un área que no sea muy visible antes de aplicarla en el área del cemento. Deja que la solución repose en la superficie por 10 minutos. Luego rocía el área con agua. El ácido muriático puede dañar ciertos tipos de ladrillos y piedras que están hechas con concreto más que los que están hechos con arcilla.

Passo 6

Humedece el cemento con agua.

Passo 7

Aplica la solución de ácido muriático al cemento. Deberías ver pequeñas burbujas reaccionar con el cemento cuando ocurre la reacción química entre el ácido y la caliza.

Passo 8

Lava la zona con el agua y vuelve a aplicar la solución de ácido hasta que el cemento esté completamente disuelto.

Passo 9

Lava la zona recientemente limpiada con agua por última vez y deja que se seque.

Passo 10

Aplica un sellador de albañilería a los ladrillos recientemente expuestos.

Más reciente

×