Cómo domesticar un gato o gatito salvaje

cat image by John Hofboer from Fotolia.com

Con un poco de paciencia y tiempo, un gato salvaje (o silvestre) puede ser domesticado para convertirlo en un amorosa mascota. Los gatos jóvenes se adaptan con mayor facilidad: los gatitos de 6 a 8 semanas de edad por lo general tardan de dos a tres semanas en ajustarse al ambiente doméstico.

Paso 1

Encierra al gato o gatito en un espacio pequeño. Un baño o una habitación funcionarán bien los primeros días.

Paso 2

Apaga la luz si el gato está atemorizado; esto suele calmarlos.

Paso 3

Pon una cama, una caja de arena, agua y comida en la habitación. Si el gato es muy pequeño (6 a 12 semanas), ponlo en una caja transportadora con puerta enrejada y ventanas pequeñas.

Paso 4

Pasa por lo menos 2 o 3 horas al día con el animal. Con solo sentarte en silencio en la misma habitación lograrás que el gato aprenda que no eres una amenaza.

Paso 5

Con delicadeza, trata de que el gato te deje tocarlo. Si es necesario, envuélvelo cuidadosamente con una manta para mantenerlo en tu regazo y así poder acariciarlo. Acaricia su pelo y tócale las orejas, la cara y el cuello mientras le hablas con voz suave. Incluso, aunque parezca que no disfruta de la atención, en realidad lo hace. Sujétalo por la parte superior del cuello si intenta huir. (La gata madre hará esto para transportar o entrenar a un gatito sin que le duela y en realidad relaja al animal).

Paso 6

Dale golosinas especiales, como pollo o atún y déjalas a un lado si el gato no quiere comer de tu mano.

Paso 7

Gradualmente, permite que el gato deambule por más habitaciones.

Paso 8

Si el gato intenta huir de ti repetidamente, enciérralo en un espacio más pequeño y empieza de nuevo.

Más reciente

×