DESCUBRIR
×
Loading ...

Dosis de carbón activado para perros

Actualizado 05 septiembre, 2018

El carbón activado tiene la cualidad de ser capaz de absorber y por consiguiente, ligar, las toxinas presentes en el tracto gastrointestinal. Por esta razón, a menudo se le administra a perros que han sido envenenados, que han recibido una sobredosis de un medicamento o que podrían haber ingerido accidentalmente una toxina.

Image by Flickr.com, courtesy of Jay Miller

Identificación

El carbón activado viene en varias formas como polvo, gránulos o tabletas de carbón activado comprimido de 5 g, que son las que se consiguen más comúnmente en las farmacias. A veces viene en forma líquida con sorbitol con el fin de aumentar su tiempo de tránsito en el tracto gastrointestinal.

Loading ...
Image by Flickr.com, courtesy of Clean Wal-Mart

Dosis

La forma más fácil de administrar el carbón activado, según el libro ''Dog Owner's Veterinary Handbook" (Manual veterinario del propietario de perros), es usarlo en tabletas comprimidas. La dosis es una tableta de 5 g por cada 10 libras (4,5 kg) de peso. Sin embargo, es mejor consultar a un veterinario para poder determinar la dosis mas efectiva y la frecuencia de administración.

Efectos secundarios

Para evitar un ahogo o la neumonía por aspiración, el carbón activado debe ser administrado cuidadosamente y nunca a un animal inconsciente que no tenga la capacidad de tragar. A veces puede causar estreñimiento, diarrea o vómitos.

Consideraciones

El carbón activado no funcionará en todos los casos de exposición a toxinas, por consiguiente es mejor consultar a un veterinario o a control de intoxicaciones. Por ejemplo, no debe usarse en caso de que el perro haya ingerido una sustancia cáustica.

Advertencia

Si bien el carbón activado podría funcionar bien en muchos casos de envenenamiento, no es una cura. A menudo, por consiguiente, los perros requieren un tratamiento inmediato de sostén y sintomático de un veterinario.

Loading ...
Loading ...