Cómo enfriar una botella de vino en el congelador

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Mientras corres a tu casa del supermercado para preparar tu cena, te das cuenta que tendrás muy poco tiempo para enfriar varias botellas de vino blanco. Si bien la mayoría de los amantes de vino te recomendarán poner la botella en un cubo lleno con agua y hielo, puedes usar el congelador si estás en un apuro. Siempre y cuando vigiles el vino para asegurar que la botella no se raje ni se congele, podrás servirlo en copas altas de champán en cualquier momento.

Paso 1

Revisa la temperatura del congelador. Es mejor enfriar una botella de vino en uno que opere a 0 grados F o -18 grados C.

Paso 2

Coloca la botella (o las botellas) en la parte más fría del congelador. Si tienes lugar para mantener las botellas paradas, ponlas de esa forma. En caso contrario, puedes colocarlas recostadas sobre su lado.

Paso 3

Ajusta el temporizador en 30 minutos. Revisa la botella periódicamente para asegurarte que no ha comenzado a congelarse.

Paso 4

Quita el vino del congelador cuando hayan transcurrido los 30 minutos. Descorcha la botella y prueba una pequeña muestra para probar la temperatura.

Paso 5

Vuelve a poner el corcho y pon la botella nuevamente en el congelador durante 15 o 30 minutos si el vino no está lo suficientemente frío. Si la temperatura es aceptable, sirve el vino.

Más reciente

×