Cómo evitar que los fideos se peguen

••• George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Los fideos de harina de trigo son una comida rápida que agrada a la mayoría de las personas. Sin embargo, muchas veces ocurre que los fideos en el agua se vuelven pegajosos una vez que están listos, y este plato de fideos puede no verse atractivo. Para evitar que suceda esto, es necesario cocinarlos de una manera correcta.

Passo 1

Coloca 5 litros de agua por cada medio kilogramo de fideos que vayas a cocinar en la cacerola, cuyo tamaño también dependerá de la cantidad de fideos. Esta cantidad de agua abundante evitará que el almidón liberado por los fideos durante la cocción se concentre y haga que se peguen. Coloca el fuego en un nivel medio a alto.

Passo 2

Cuando el agua comience a hervir con fuerza, hecha la cantidad de fideos deseada en la cacerola. Colocar los fideos en agua tibia pueda hacer que se pongan blandos y se peguen más fácilmente.

Passo 3

Agrega 2 o 3 cucharadas de jugo de limón en el agua hirviente. Esto ayudará a evitar que la pasta se pegue.

Passo 4

Revuelve la pasta minuciosamente durante los primeros dos minutos de cocción, de lo contrario, hay más posibilidades de que se peguen. Continúa revolviendo de forma periódica durante la cocción. Los fideos estarán listos cuando se pongan blandos.

Passo 5

Escurre los fideos en el colador y añade la salsa inmediatamente. La salsa actúa como lubricante y evita que los fideos se adhieran entre si a medida que se enfrían.

Más reciente

×