La forma más rápida de descongelar costillas

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Cuando se trata de descongelar costillas, tienes tres opciones. Puedes dejarlas en el refrigerador hasta que se descongelen, lo que podría tardar 24 horas. Podrías colocar las costillas congeladas en una bolsa hermética y sumergir esta última en agua fría en el fregadero o mesada, cambiando el líquido cada 30 minutos hasta que se descongelen, lo que podría demorar varias horas. Alternativamente puedes usar el microondas para calentar ligeramente las costillas hasta que estén listas para cocinar. La velocidad del proceso de descongelación depende de tu horno de microondas, pero es el más rápido de los métodos.

Paso 1

Retira las costillas de su envase y colócalas en un plato grande apto para microondas.

Paso 2

Utiliza la interfaz o el teclado de tu horno de microondas para seleccionar el tiempo apropiado de descongelación y ajustar la potencia según el peso de las costillas. Ten en cuenta que algunos microondas tienen diferentes configuraciones basadas en el tipo de carne. Consulta al fabricante de tu horno si no estás seguro de cómo configurarlo apropiadamente.

Paso 3

Utiliza la configuración de potencia más baja si tu microondas no proporciona una función de deshielo adaptable. Echa un vistazo a las costillas con frecuencia y retíralas tan pronto se descongelen. Tu intención es que se ablanden, pero no que empiecen a cocinarse.

Paso 4

Gira el plato de vez en cuando si tu microondas no posee esta función. Es conveniente que cambies la posición de las costillas para evitar que se descongelen en forma dispareja.

Más reciente

×