Cómo freír pollo en una sartén eléctrica

••• Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Antes de ordenar pollo frito de tu restaurante favorito, fríe pollo en una sartén eléctrica para una cena hecha en casa. El pollo frito es un clásico de la comida sureña que tiene bastantes variaciones de recetas. Una sartén eléctrica es el medio preferido para cocinarlo, ya que permite una distribución uniforme de calor. Requiere un poco de tiempo de preparación y no es una solución rápida de comida. Sin embargo, hacer tu propio pollo frito es gratificante y te ahorrará dinero, evitándote gastarlo en un pedido a domicilio.

Passo 1

Lava las piezas de pollo con agua fría. Sécalo con unas toallas de papel dándole toques ligeros.

Passo 2

En un tazón agrega harina, sal, paprika y pimienta. Cierne los ingredientes secos hasta que estén bien mezclados.

Passo 3

Precalienta la sartén eléctrica a 350º F (176º C). Agrega el aceite vegetal a la sartén.

Passo 4

Sumerge el pollo en la mezcla de harina. Coloca el pollo en la sartén una vez el aceite empiece a hervir.

Passo 5

Fríe el pollo de 15 a 20 minutos o hasta que se dore ligeramente. Reduce el calor a 200º F (93º C).

Passo 6

Cubre la sartén eléctrica con una tapa. Hierve el pollo por 30 o 40 minutos.

Passo 7

Voltea el pollo mientras se cocina. Esto asegurará que el pollo se cocine uniformemente por todos lados.

Passo 8

Agrega agua a la sartén si empieza a quemarse el aceite. Continúa agregando agua como sea necesario mientras fríes el pollo.

Passo 9

Inserta un termómetro para comida en el pollo. Es seguro comerse el pollo cuando alcanza una temperatura de 165º F (73º C).

Passo 10

Retira la tapa durante los últimos 5 minutos del tiempo de cocción. Esto pondrá crujiente el pollo.

Passo 11

Sirve el pollo inmediatamente. Evita colocarlo en un tazón o contenedor ya que no permiten que circule el aire y la piel crujiente se cae del pollo.

Más reciente

×