Cómo usar y guardar los escaramujos

••• Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Algunas variedades de rosa, como la rugosa, producen un fruto comestible llamado escaramujo. Estos frutos similares a las bayas se forman después de que florece la rosa. Varían en su color del rosado anaranjado al rojo profundo y en su forma desde la oblonga a la perfectamente redondeada. Estos tienen una dulzura natural que se presta a una gran variedad de usos culinarios y herbarios. Los escaramujos comienzan a desarrollarse en el verano, pero alcanzan su madurez completa y desarrollan su sabor dulce después de la primera helada del otoño.

Passo 1

Quita el extremo de la flor del escaramujo con un par de tijeras de cocina afiladas. Corta el escaramujo a lo largo, por la mitad y quita las semillas y las fibras similares a los pelos del interior del mismo.

Passo 2

Esparce los escaramujos preparados en una sola capa sobre la pantalla de secado. Coloca los escaramujos de modo que el corte quede mirando hacia arriba.

Passo 3

Cubre los escaramujos con una capa de estopilla. Ponlos en una zona cálida, soleada y bien ventilada, para que se sequen de 5 a 7 días. Alternativamente, puedes secarlos en un deshidratador eléctrico de alimentos por 5 o 6 horas, siguiendo las instrucciones que vienen con el aparato.

Passo 4

Mantén los escaramujos en un frasco sellado o en una bolsa de plástico. Almacénalos en una despensa oscuro y fresca.

Passo 5

Coloca los escaramujos secos en agua caliente y prepara un té. Haz una infusión en el agua caliente durante 3 a 5 minutos para que se rehidraten parcialmente e infundan el té con su sabor.

Passo 6

Deja en remojo los escaramujos secos en el agua durante 20 a 30 minutos para rehidratarlos y usarlos en postres, salsas y panes. Úsalos como lo harías con otros frutos o nueces en la receta.

Más reciente

×