Cómo hacer pepinillos en vinagre crocantes, caseros y enlatados

Ben6/iStock/Getty Images

Si tu jardín produce más pepinos de los que puedes comer, considera enlatar algunos de forma casera, en vinagre. Recoge los pepinos cuando estén firmes, de un color verde oscuro y cubiertos con bultos o verrugas; esto hará más crocantes a los pepinillos. Cuando hayas terminado de hacerlos, agrega a cada tarro una decorativa etiqueta con la fecha en que los hiciste. Son un excelente regalo para amigos y familia, así que haz lotes extras para compartir.

Paso 1

Prepara la salmuera mezclando el agua, el vinagre y la sal en la sartén. Calienta hasta que hierva.

Paso 2

Lava los pepinos. Córtales los tallos y córtales una rodaja de 1/4 de pulgada (0.6 centímetros) de cada uno de los extremos.

Paso 3

Coloca entre 5 a 6 pepinos en cada uno de los tarros. Deja 1/2 pulgada (1.2 centímetros) de luz entre los pepinos y la parte de arriba del tarro. Coloca 3 a 4 cucharaditas de semillas de eneldo y 1/2 de semillas de mostaza en cada tarro.

Paso 4

Coloca el embudo sobre uno de los tarros. Con el colador llena el tarro con la salmuera, dejando la 1/2 pulgada (1.2 centímetros) de arriba vacía. Quita el embudo. Limpia el borde del frasco con una toalla de papel limpia y húmeda. Coloca el sellador y la tapa en su lugar y ajusta. Repite el proceso con todos los frascos.

Paso 5

Coloca los frascos sellados en agua hirviendo. Asegúrate de que los frascos no se toquen entre ellos. Cubre el recipiente. Hierve por 10 minutos. Remueve los frascos del baño y deja que se enfríen.

Paso 6

Deja los frascos a temperatura ambiente por una semana. Recién entonces los puedes almacenar por un año, en un lugar oscuro y fresco. Una vez que abres los frascos, guárdalos en la heladera.

Más reciente

×