Cómo hornear alas de pollo

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Hornear alas de pollo requiere de menos trabajo, dinero y limpieza que freírlas. Aunque hornear las alas toma más tiempo que freírlas, los beneficios (como el menor contenido de grasas) superan a las desventajas, especialmente si no tienes una freidora o hay factores dietéticos en la elección de los alimentos. Hornear alas de pollo se parece a hornear el pollo entero: debes sazonar a tu gusto, quitar la grasa innecesaria y cocer hasta una temperatura mínima interna de 165° F (74°C). Aunque las hierbas tienden a quemarse a la temperatura del horno por un largo período de tiempo, pueden añadirse luego de la cocción, cuando las alas están aún calientes, para lograr un buen sabor.

Paso 1

Retira las puntas de las alas y cualquier parte colgante de grasa y descártalas o reserva para hacer caldo. Separa la parte superior de la parte inferior del ala. Calienta el horno a 350°F (180°C)

Paso 2

Cubre las alas con aceite de oliva y sazona con sal kosher y pimienta negra recién molida.

Paso 3

Coloca las alas sobre una asadera cubierta con papel para horno. Ubica la asadera en el estante medio del horno.

Paso 4

Hornea por 45 minutos, o hasta que las alas alcancen una temperatura interna mínima de 165°F (74°C). Si vas a usar una salsa, viértela en un tazón. Añade las alas y sumérgelas en la salsa, cubriéndolas por completo. Sirve inmediatamente.

Más reciente

×