Cómo usar un horno de convección para deshidratar alimentos

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

No es necesario que tengas un deshidratador de alimentos para deshidratar la comida. Un horno de convección funciona tan bien como un deshidratador porque el ventilador y el ciclo de convección aceleran el proceso de deshidratación de los alimentos. Secar los alimentos de esta manera evita la formación de bacterias, levaduras y hongos. También reduce la velocidad con la que las enzimas descomponen los componentes de los alimentos.

Passo 1

Calienta tu horno de convección entre 140 y 160 grados Fahrenheit (60 y 71,11 grados centígrados).

Passo 2

Coloca los alimentos a secar en una bandeja de manera tal que los bordes de los alimentos no se toquen y que haya mucha circulación de aire entre ellos.

Passo 3

Coloca la bandeja cargada en el horno de convección.

Passo 4

Cierra la puerta del horno o prueba mantenerlo un poco abierto con una cuchara de madera para que haya una mayor circulación de aire.

Passo 5

Retira un pedazo de alimento seco del horno de convección y deja que se enfríe antes de probarlo para determinar el nivel de deshidratación.

Más reciente

×