Cómo hacer jugo con alcachofas

Las alcachofas pueden ser peladas y luego exprimidas.

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

Las alcachofas ciertamente no parecen ser candidatos ideales para hacer jugo. Sin embargo, una vez peladas caben fácilmente en la mayoría de los extractores de jugo. Tanto las alcachofas de Jerusalén como las demás son jugosas cuando están crudas. El jugo de alcachofa está lleno de vitaminas, fibra y antioxidantes, sin embargo, tiene un sabor muy fuerte. Si es la primera vez que vas a beber jugo de alcachofa, mézclalo con jugo de apio o tomate para hacerlo un poco más digerible.

Step 1

Extractor de jugos.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Corta el tallo de las alcachofas de forma pareja con la base del brote, si aun no lo has hecho.

Step 2

Quita las hojas inferiores secas y duras.

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Quita las hojas inferiores secas y duras.

Step 3

Saca las hojas de la alcachofa y exprímelas.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Saca las hojas de la alcachofa y colócalas en el extractor según las instrucciones del fabricante para exprimir el jugo.

Step 4

Corta el corazón de las alcachofas en trozos pequeños.

Michael Blann/Photodisc/Getty Images

Corta el corazón de las alcachofas en trozos lo suficientemente pequeños como para que quepan en el extractor.

Step 5

Coloca los pedazos de corazón de alcachofa picados en el extractor.

×