Cómo hacer jugo con arándanos frescos

••• Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

El jugo de arándanos frescos es un trago común que se sirve en las mesas de los almuerzos suecos. Sin embargo, es muy fácil, con muy pocos ingredientes, hacer tu zumo casero. Esta receta es para hacer más o menos 1/2 galón (2 L) de zumo al que le puedes dar el nivel de dulzura deseada.

Passo 1

Coloca dos tazas de agua y una cucharada de jugo de limón en el vaso de la licuadora.

Passo 2

Agrega 4 tazas de arándanos frescos. Licúa a velocidad media por 2 o 3 minutos, o hasta que el líquido se haya espesado y no se vean trozos sólidos a simple vista.

Passo 3

Coloca el vaso tapado de la licuadora en la nevera y déjalo allí toda la noche. Sácalo a la mañana siguiente y cuela el líquido a través de un colador fino de alambre en una olla mediana. Descarta todos los trozos sólidos.

Passo 4

Agrega 1 taza de azúcar granulada a la olla y calienta a fuego medio por 1 o 2 minutos o hasta que el azúcar esté disuelta.

Passo 5

Retira la olla del fuego y agrega 1 taza de agua fría. Puedes agregarle más o menos agua, eso depende de tu gusto. Menor cantidad de agua te dará un zumo más dulce.

Passo 6

Transfiere el zumo a una jarra y enfríalo en la nevera antes de servirlo. Agrega cubos de hielo, si quieres, para acelerar el proceso.

Más reciente

×