Cómo limpiar un anillo de piedras preciosas

••• Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Tus anillos de piedras preciosas incluidos aquellos hechos de diamantes, esmeraldas, zafiros, granates o rubíes engarzados en oro, plata, platino o en otros metales preciosos se pueden limpiar en casa si no puedes llevarlos a un joyero para que les realice una limpieza ultrasónica. Debes tener con los anillos que tienen piedras suaves, como las perlas. No uses este tipo de anillos en las tareas de limpieza del hogar ya que algunos químicos como el amoníaco o la lejía pueden dañar las piedras.

Passo 1

Echa un poco de jabón líquido para manos en una taza o en un tazón lleno con agua tibia para crear una solución jabonosa.

Passo 2

Coloca tus anillos de piedras preciosas en la solución de agua tibia jabonosa y déjalos en remojo unos minutos.

Passo 3

Sumerge el cepillo de dientes en la solución de agua jabonosa. Quita un anillo y frótalo suavemente con el cepillo, teniendo cuidado de no doblar o dañar los delicados ajustes y engarces. Usa un cepillo cosmético suave en lugar de un cepillo de dientes para limpiar los anillos con piedras preciosas suaves, como las perlas, o no uses ninguno en absoluto.

Passo 4

Tapa el desagüe de la pileta. Enjuaga los anillos que has limpiado en agua tibia. Sécalos usando un paño suave, sin pelusas. Deja secar al aire los anillos de perlas, sobre un paño suave.

Más reciente

×