Cómo limpiar las glándulas anales de los perros

Dog on Dog Bed image by Janet Wall from Fotolia.com

Las glándulas anales realmente no tienen ningún efecto en los perros. Estos órganos arcaicos se encuentran por debajo de la piel, dentro de la abertura anal. Las secreciones que se acumulan son muy desagradables y pueden causar problemas y e infecciones en tu mascota. Aquí se explica cómo limpiarlas.

Paso 1

Exprime las glándulas anales regularmente durante la hora del baño. Éstas se encuentran justo en el músculo del esfínter anal en las posiciones de las cinco y las siete, en el interior de la abertura anal. Estas glándulas, cuando tienen su tamaño normal, son como un frijol. A medida que se impactan, o se llenan, se agrandan hasta el tamaño de una uva.

Paso 2

Usa guantes de látex. Mójalo o trabaja en el agua e introduce el dedo índice suavemente justo dentro de orificio anal del perro. Esto es incómodo para el perro, por lo que hay que hacerlo despacio y con cuidado.

Paso 3

Usa el dedo pulgar de la misma mano y lo colócalo en el exterior de la abertura anal en la posición de las 7 horas. Debes sentir la glándula entre los dedos.

Paso 4

Pellizca suavemente la glándula anal entre los dedos y la secreción acumulada debe salir. Debe ser capaz de sentir el saco reducirse de tamaño a medida que aprietas suavemente.

Paso 5

Mueve los dedos a la posición de las 5 horas y aprieta suavemente de la misma forma.

Paso 6

Repite el procedimiento regularmente durante el baño, para mantener estas glándulas en condiciones óptimas.

Más reciente

×