Cómo limpiar las paredes mugrientas de la cocina

••• Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Las salpicaduras que se producen al cocinar, la grasa, el humo y la vida cotidiana dejarán grasientas y sucias las paredes de la cocina. La acumulación de suciedad volverá rápidamente fea y apestosa tu cocina que una vez fue prístina. Los limpiadores comerciales de uso general pueden quitar la suciedad, pero en ocasiones son costosos y menudo contienen productos químicos agresivos. Afortunadamente, un artículo barato y común de la casa de la casa puede limpiar y desodorizar las paredes de la cocina sucias sin contaminar tu hogar con humos y residuos innecesarios.

Passo 1

Retira las decoraciones de la pared -como los cuadros, espejos o estantes- de la cocina y colócalas en un lugar seguro. Quita las cortinas de las paredes de la cocina que vayas a limpiar y lávalas como de costumbre.

Passo 2

Limpia el polvo, telarañas y restos de la superficie de las paredes con un trapeador seco. Al hacer este paso facilitarás la limpieza de las paredes sucias de la cocina.

Passo 3

Llena un balde de plástico de 5 galones (19 l) con partes iguales de vinagre blanco y agua fría. Llena otro balde de plástico de 5 galones (19 l) con 1 galón (3,8 l) de agua fría.

Passo 4

Humedece una esponja en la mezcla de vinagre. Comienza en la parte superior de las paredes de la cocina y frota suavemente haciendo movimientos circulares a medida que te mueves hacia abajo. Frota en pequeñas secciones de 4 pies (121 cm) a la vez. Enjuaga la esponja sucia en el agua.

Passo 5

Repite el proceso de lavar secciones de 4 pies (121 cm) hasta que hayas limpiado a fondo las paredes sucias de la cocina. Enjuaga las paredes frotando con un paño sin pelusa humedecido con agua fría. Deja que las paredes se sequen al aire.

Más reciente

×